Carga Viral del Covid 19

La carga viral del Covid 19 es el número de copias del virus que existen en el cuerpo humano en determinado momento de la enfermedad, ese número depende sobre todo de las defensas, y está en relación directa con la fortaleza o debilidad del sistema inmunológico.

Mientras más virus haya dentro de una persona más severa es la enfermedad y la capacidad de contagio a otras personas, la carga viral de un virus se calcula por estimación de la cantidad de partículas virales en los fluidos corporales, como por ejemplo ARN viral por mililitros de sangre.

Las mediciones de carga viral de muestras de tejido son indicativas de la replicación activa del virus y se usan de manera rutinaria para monitorear infecciones virales graves del tracto respiratorio, incluida la progresión clínica, la respuesta al posible tratamiento, la cura y la recaída.

Por el momento, los datos de la carga viral respecto al inicio de los síntomas y de cuánto tiempo las personas diseminan el virus del Covid 19 después de infectarse son limitados. Aquí se resumen los hallazgos clave.

  1. Un estudio preliminar publicado en marzo pasado en la revista especializada “Nature” determinó que el virus Covid 19 se multiplica mil veces más rápido y menor tiempo que el que lo hacía el SARS en el 2002.
  2. El mismo estudio afirma que el pico de la carga viral de Covid 19 se da antes del día del inicio de síntomas, mientras que en el SARS esto pasa luego de una semana o diez días.
  3. Además en el estudio se reseña que ambos virus se alojan en las células de pulmones, pero en el caso del COVID-19 una mutación abriría la opción también de las células de la garganta.
  4. La carga viral en las muestras de vías respiratorias superiores disminuye después de la aparición de la enfermedad (Datos de los CDC no publicados, Midgely 2020, Young 2020, Zou 2020, Wölfel 2020).
  5. Por el momento, el virus competente de replicación no pudo cultivarse más de 9 días posteriores a la aparición de la enfermedad. La probabilidad estimada desde el punto de vista estadístico de recuperar el virus competente de replicación se vuelve casi nula a los 10 días (Datos de los CDC no publicados, Wölfel 2020, Arons 2020).
  6. A medida que la probabilidad de aislar al virus competente de replicación disminuye, pueden detectarse los anticuerpos IgM e IgG contra el SARS-CoV-2 en una mayor cantidad de personas que se recuperan de la infección (Wölfel 2020).
  7. Los intentos por cultivar el virus de muestras de las vías respiratorias superiores no han prosperado cuando la carga viral está en rangos bajos pero detectables (es decir, valores de Ct superiores a 33-35)(Datos de los CDC no publicados).
  8. Después de la recuperación de la enfermedad clínica, muchos pacientes ya no tienen ARN viral detectable en las muestras de las vías respiratorias superiores. Entre las personas que siguen teniendo un ARN detectable, las concentraciones de ARN que se detectan 3 días posteriores a la recuperación por lo general se encuentran en un rango en el que el virus competente de replicación no ha sido aislado por los CDC de manera confiable (Datos de los CDC no publicados, Young 2020).
  9. No hay una correlación clara entre la duración de la enfermedad y el periodo de diseminación posterior a la recuperación del ARN viral que se detecta en muestras de las vías respiratorias superiores (Datos de los CDC no publicados, Midgely 2020, Wölfel 2020).
  10. El virus infeccioso no ha sido cultivado a partir de orina ni de heces (Datos de los CDC no publicados, Midgely 2020, Wölfel 2020); estas fuentes potenciales suponen un riesgo mínimo de transmisión de infección y este riesgo podría mitigarse con una buena higiene de manos.

Conclusión

En caso de pacientes diagnosticados clínicamente o laboratorialmente de Covid 19 es importante explicar a los pacientes que ellos ya presentaban una carga viral alta antes de presentar los síntomas y que pudieron contagiar a las personas con las que estuvieron en contacto.

En el caso de las personas recuperadas de Covid-19, se recomienda que se mantenga el aislamiento por al menos 10 días después de la aparición de la enfermedad y por al menos 3 días (72 horas) después de la recuperación. La aparición de la enfermedad se define como el día que aparecen los síntomas. La recuperación se define como la resolución del cuadro febril sin necesidad de utilizar medicamentos para bajar la fiebre con una mejora progresiva o la resolución de otros síntomas. Lo ideal sería que se mantenga el aislamiento durante todo este período, en la medida en que sea factible, bajo circunstancias que cambian rápidamente.

Publicado por MSc. Dr. Rodney Rivero Cardenas

"Profesional en Mérito de Bolivia” Asamblea Legislativa de Bolivia "Maestría en Farmacia Clínica y Gestión Farmacéutica" La Paz - Bolivia “Médico Cirujano” La Paz – Bolivia “Cirujano Dentista” La Paz – Bolivia “Gestión del Conocimiento en el Tercer Sector“ Madrid – España “Especialista en Marketing Digital y Redes Sociales“ (Cursante) Rio Branco – Brasil DISERTANTE DE CURSOS Y CONGRESOS NACIONALES E INTERNACIONALES

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: