El Sistema del Complemento y el SARS-COV-2

Introducción

Nuestro sistema inmunológico está formado por un sistema innato y otro adaptativo, el primero tiene como principales actores a los macrófagos, los neutrófilos, las células asesinas NK, en otras células, además del sistema del complemento y de proteínas como el interferón, el segundo está formado por linfocitos T y linfocitos B, que producen anticuerpos y constituyen el sistema humoral.

Durante infección del SARS-COV-2 en el tracto respiratorio, el sistema inmunológico desarrolla una respuesta inmune que puede descontrolarse en algún momento de la evolución de la enfermedad, desencadenar una respuesta inmune desajustada, una hiperactividad y dañar el tejido pulmonar y en consecuencia reducir su función.

Los mecanismos fisiopatológicos predominantes del SARS-COV-2 incluyen los siguientes:

  • Toxicidad viral directa
  • Daño endotelial
  • Daño microvascular
  • Desregulación del sistema inmunológico
  • Estimulación de un estado hiperinflamatorio
  • Hipercoagulabilidad con trombosis
  • Mala adaptación de la vía de la enzima convertidora de angiotensina (ACE2) 

La creciente evidencia clínica ha implicado al sistema del complemento como un impulsor fundamental de la inmunopatología del SARS-COV-2,  la activación desregulada del complemento puede alimentar la hiperinflamación impulsada por las citocinas, la microangiopatía trombótica y la inmunotrombosis impulsada por NET (trampas extracelulares de Neutrofilos), lo que conduce al fallo multiorgánico.

El sistema del complemento es un conjunto de proteínas que actúa en la defensa innata contra patógenos, incluidos los virus, ante el SARS-COV-2 es incapaz de destruirlo con sus complejos de ataques a la membrana (MAC) e impedir la infección viral, mas al contrario entra en un estado de hiperactividad descontrolada que lleva a células inflamatorias como monocitos y neutrófilos a los tejidos afectados, este cuadro deriva en daños inflamatorios persistentes en los órganos vitales, provocando lesiones microvasculares extendidas y trombosis generalizada.

Estado hiperinflamatorio e hipercoagulable del SARS-COV-2

Los mecanismos de tromboinflamación incluyen lesión endotelial, activación del complemento, activación plaquetaria e interacciones plaquetas leucocitos, trampas extracelulares de neutrófilos, liberación de citocinas proinflamatorias, interrupción de las vías coagulantes normales e hipoxia, similar a la fisiopatología de los síndromes de microangiopatía trombótica. 

Los sistemas enzimáticos de la cascada del complemento y la cascada cuagulación podrían estar influyendo en la gravedad del COVID-19 produciendo un estado de hiperinflamación e hipercuagubilidad, debido a que las imitaciones estructurales codificadas del virus podrían contribuir a la liberación de cininas, en especial bradicinina, lo cual lleva a alterar los mecanismos de coagulación intrínseca, y angioedema, esto puede explicar las tasas desproporcionadamente altas de complicaciones trombóticas en lugar de hemorrágicas en el COVID-19 agudo.

El riesgo de complicaciones trombóticas en la fase post-aguda de COVID-19 probablemente esté relacionado con la duración y gravedad de un estado hiperinflamatorio, aunque se desconoce cuánto tiempo persiste.

La vía clásica del complemento a partir de la segunda semana de infección viral puede ser activada por complejos inmunes específicos formados por SARS-COV-2 y las IgM o IgG provocando la liberación de componentes proinflamatorios, vasoactivos y quimioactivos que aumenta la inflamación local.

En la vía de las lectinas, la activación del MASP (proteasa manana associada a serina) asociada con la Lectina ligadora de Manosa (MBL) podría provocar la activación de trombina y el desencadenamiento de la coagulación.

Tanto la vía clásica y la vía de las lectinas del complemento podrían provocar depósitos retardados de factores del complemento y formación del complejo de ataque a la membrana (MAC) provocando daño celular y liberación de mediadores químicos proinflamatorios y protromboticos.

Hay estudios que indican que disfunciones asociadas con el complemento, por ejemplo, en adultos mayores degeneración macular de inicio temprano y disfunciones en la coagulación, por ejemplo, trombocitopenia, trombosis y hemorragias, están relacionados a un mal pronóstico clínico de la infección por SARS-COV-2.

Otros estudios indican que las personas con trastornos hiperactivos del complemento y de la coagulación deben ser más susceptibles al SARS-COV-2, por ejemplo en los casos donde el complemento es más activo como en la obesidad y diabetes, esto puede ayudar a explicar por qué estas personas con estas enfermedades tienen mayor riesgo de mortalidad.

Conclusión

Comprender la fisiopatología de la infección por SARS-CoV-2 es fundamental para las estrategias terapéuticas y de salud pública, las interacciones virus-huésped pueden guiar el descubrimiento de reguladores de enfermedades, y el análisis de la función de la estructura de las proteínas apunta a varias vías inmunes, incluyendo el complemento y la coagulación, como objetivos de los coronavirus.

La activación persistente y descontrolada del complemento es responsable de la respuesta inflamatoria exacerbada a la infección por el SARS-COV-2, caracterizada por un aumento sistémico de las citoquinas proinflamatoria conocidos con el nombre de “Tormenta de Citoquinas.

La conexión con el complemento sugiere que los medicamentos existentes que inhiben el sistema del complemento podrían ayudar a tratar a los pacientes con COVID-19 grave.

Bibliografía

Testimonio del Dr. Ruben Pilares Zúñiga un Odontólogo vacunado contra la COVID-19 en Quebec – Canadá

La COVID-19 es una enfermedad altamente contagiosa y potencialmente mortal que nos acompañara por largo tiempo, las profesiones de la salud, en especial la Odontología y la vida en general ha sido afectada de forma significativa en todo lugar del mundo.

La odontología ha pasado a una etapa donde las medidas de bioseguridad constituyen la diferencia entre la vida y la muerte tanto para el profesional como para el paciente constituyéndose en la profesión con mayor riesgo de sufrir un contagio.

El manejo de barrera de protección, el control de tratamientos, el tiempo asignado a los pacientes, el cuidado minucioso de asepsia y antisepsia cambiarán la forma de realizar la profesión.

Tras el inicio de la vacunación en Canadá en diciembre de 2020 muchas personas ya fueron vacunadas, priorizando aquellas que tienen algún factor de riego y que trabajan el área de la salud como los Odontólogos.

Este es el testimonio del Dr. Rubén Darío Pilares Zúñiga Odontólogo, que fue una de las primeras personas vacunadas contra la COVID-19 el 16 de diciembre del 2020, él cuenta que el día anterior pasó una noche tranquila, pero con mucha ilusión, luego de que le avisaron que sería vacunado en el ministerio de salud de la provincia de Quebec – Canadá.

Para el, todo se resume en tres sentimiento, emoción, esperanza y alivio, emoción por ser uno de los primeros Odontólogos en recibir la vacuna, esperanza para que pronto pueda ser superada la pandemia, no sólo en Quebec y Canadá, sino en el mundo y alivio por la inmunidad de la que hoy es portador y que le permite seguir trabajando en su pasión, la atención a los pacientes.

El Dr. Rubén Pilares de 44 años no presentaba ninguna enfermedad de base ni factor de riesgo y refiere que no sintió dolor en el momento de la aplicación pero que si sintió cefalea leve y fatiga leve el día siguiente, actualmente se encuentra sin ninguna reacción adversa por la vacuna y asintomático para COVID 19 a la espera de recibir la dosis de refuerzo de la vacuna.

El menciona que “Sabemos que la infección no induce una respuesta inmune muy fuerte y disminuye con el tiempo es por eso creo que, como una clara precaución, es apropiado vacunarse porque es seguro”

El recibió la Vacuna contra la COVID 19 TOZINAMERÁN de Pfizer/BioNTech, este laboratorio decidió incursionar en nuevas tecnologías, que no se habían probado antes en humanos, nos referimos a las vacunas de ARNm (Ácido Ribonucleico Mensajero).

Es una vacuna ARN de dos dosis, compuesta de ARNm modificado con nucleótidos que codifican la espícula viral del SARS-CoV-2, la que se encuentra encapsulada en nanoparticulas lipídicas.

En cuanto al mecanismo de acción, la vacuna es una novedad en seres humanos, las tecnologías que se utilizaron para estas vacunas existen desde hace más de 10 años, sólo nunca se habían usado en humanos, la tecnología no es nueva, la aplicación sí.

Vacuna contra la COVID 19 Sputnik V

La vacuna Rusa Sputnik V, que lleva el nombre del primer satélite espacial soviético, es la primera vacuna registrada en el mundo basada en vectores adenovirales humanos.

Mecanismo de acción

El mecanismo de acción de la vacuna es a través de vectores que son vehículos que pueden introducir material genético de otro virus en una célula, el gen del adenovirus, que es el causante de la infección, se sustrae y en su lugar se inserta un gen con el código de la proteína de otro virus, el elemento insertado es seguro para el organismo y ayuda al sistema inmunológico a reaccionar y producir anticuerpos que nos protegen de la infección.

Fases de estúdio

Los ensayos clínicos de fase 1 y 2 de la vacuna se completaron el 1 de agosto de 2020, todos los voluntarios toleraron bien las pruebas, no se registraron efectos adversos graves o inesperados. La vacuna indujo la formación de una alta respuesta inmune celular y de anticuerpos

En el ensayo clínico posterior al registro de Sputnik V en Rusia participan más de 40.000 voluntarios, presentaron casi el mismo perfil de seguridad de los ensayos de fase 1 y 2.

Se han anunciado ensayos clínicos de Sputnik V en los Emiratos Árabes Unidos, India, Venezuela y Bielorrusia.

Según los estudios realizados la eficacia de esta vacuna es del 91,4%  y la eficacia de la vacuna “Sputnik V” frente a los casos graves de infección por coronavirus es del 100%.

El costo de una dosis de la vacuna para los mercados internacionales será menos de 10 dólares (Sputnik V es una vacuna de dos dosis).

La forma liofilizada (seca) de la vacuna puede ser almacenada a una temperatura de +2 a +8 grados centígrados.

La vacuna, para su distribución en los mercados extranjeros, será producida por los asociados internacionales de la RDIF en la India, el Brasil, China, Corea del Sur y otros países.

Reacciones Adversas

Dentro de las reacciones esperables, se pueden presentar:

  • Reacciones locales: dolor en el sitio de inyección, hiperemia, hinchazón
  • Reacciones sistémicas: síndrome pseudogripal de corta duración de inicio dentro de las 24 a 48 hs (caracterizado por escalofríos, fiebre, artralgia, mialgia, astenia, malestar general, cefalea) o menos frecuentes síntomas gastrointestinales (náuseas, dispepsia, disminución del apetito). Estas reacciones tienen una duracion promedio de 24 hs de duración

Conclusión

Las cifras de nuevos casos y de muertos por covid-19 continúan aumentando en casi todas partes del mundo, mas después de las fiestas de fin de año, donde gran parte de los pasises bajaron la guardia.

La mayor esperanza ahora está puesta en las distintas vacunas, varias de las cuales ya están siendo administradas para frenar los contagios.

Aunque todas las inmunizaciones tienen el mismo objetivo, entrenar al sistema inmunitario para que pueda reconocer al coronavirus y de este modo combatirlo, no todas están hechas de la misma manera ni funcionan según los mismos principios.

Foto de Artem Podrez no Pexels

Bibliografía

  1. Información General Sputnik V https://sputnikvaccine.com/esp/about-vaccine/
  2. Coronavirus: el gráfico que muestra cómo funcionan 4 tipos de vacunas para combatir la covid-19 https://www.bbc.com/mundo/noticias-55587877
  3. Campaña Nacional de Vacunación contra la COVID-19 Argentina https://www.argentina.gob.ar/sites/default/files/informe_seguridad_en_vacunas_31_12_2020.pdf
  4. Ensayos Clínicos https://sputnikvaccine.com/esp/about-vaccine/clinical-trials/

Vacuna contra la COVID 19 AZD1222 de la Universidad de Oxford y AstraZeneca

AZD1222, también conocido como ChAdOx1 nCoV-19, es un candidato a vacuna contra la COVID 19 desarrollado por la Universidad de Oxford y AstraZeneca administrado via intramuscular.

Mecanismo de Acción

Esta vacuna fue producida en base a un adenovirus que tradicionalmente causa resfríos en chimpancés, el sistema inmune humano detecta al agente infeccioso y esa respuesta inmunológica puede ser útil para el Sars CoV-2 y así prevenir la enfermedad. 

El adenovirus fue modificado genéticamente y expresa la proteína Spike (S), es la más visible en su estructura y es la que utiliza el Sars CoV-2 siempre que quiere ingresar a nuestras células, constituye el blanco ideal para aprender a atacar al coronavirus desde el sistema inmunológico

Por intermedio de ingeniería genética, fue diseñada de tal manera que, aunque se asimila lo suficiente al coronavirus, no causa ningún peligro a las personas, por ello, los responsables del análisis señalan que es “segura”

Fases de Estudio

Tras el inicio de un ensayo clínico de fase 1 en el Reino Unido (COV001) el 23 de abril de 2020, se iniciaron otros tres ensayos controlados aleatorios de la vacuna candidata en el Reino Unido (COV002), Brasil (COV003) y Sudáfrica (COV005).

El estudio de fase 1 (COV001) incluyó una cohorte de eficacia y los estudios de fase 2 y 3 (COV002, COV003 y COV005) ampliaron la inscripción a una población más amplia de participantes con mayor probabilidad de exposición al virus, como los trabajadores de la salud. 

Los criterios de exclusión se redujeron para los ensayos de fase 3, de modo que también se inscribieron adultos mayores y personas con una variedad de comorbilidades.

El 31 de agosto de 2020, AstraZeneca anunció que había comenzado a inscribir a adultos para un estudio en etapa tardía de 30.000 sujetos financiado por Estados Unidos.

El 8 de septiembre de 2020, AstraZeneca anunció la suspensión global del ensayo de la vacuna mientras se investigaba una posible reacción adversa en un participante en el Reino Unido.

El 13 de septiembre, AstraZeneca y la Universidad de Oxford reanudaron los ensayos clínicos en el Reino Unido después de que los reguladores concluyeran que era seguro hacerlo. AstraZeneca fue criticada por la seguridad de la vacuna después de las preocupaciones de los expertos que señalaron la negativa de la compañía a proporcionar detalles sobre enfermedades neurológicas graves en dos participantes que recibieron la vacuna experimental en Gran Bretaña.

Si bien el ensayo se reanudó en el Reino Unido, Brasil, Sudáfrica, Japón e India, permaneció en pausa en los EEUU hasta el 23 de octubre de 2020.

El 15 de octubre de 2020, el Dr. João Pedro R. Feitosa, un médico de 28 años de Río de Janeiro, Brasil, que recibió un placebo en lugar de la vacuna de prueba en un ensayo clínico de AZD1222, murió a causa de las complicaciones de COVID-19, la autoridad sanitaria brasileña ANVISA anunció que el ensayo continuaría en Brasil.

El 23 de noviembre de 2020, la Universidad de Oxford y AstraZeneca anunciaron los resultados provisionales del ensayo de fase 3 de la vacuna.

Reacciones adversas

En los estudios de fase 1 y 2, que incluyó 1.077 voluntarios que recibieron la vacuna y publicados en la Revista The Lancet, se reportó que las reacciones secundarias más frecuentes fueron dolor, sensación de fiebre, escalofríos, dolor muscular, dolor de cabeza y malestar, las que, según el reporte, se aliviaron con el uso de paracetamol profiláctico. En el estudio, no se reportaron eventos adversos graves relacionados con la vacuna.

Conclusiones

El regulador británico da luz verde a la vacuna de la Universidad de Oxford y Astrazeneca, la segunda que recibe la autorización en el Reino Unido, se convierte en el segundo que entra en el programa de inmunización británico.

Esta vacuna cuenta con una principal ventaja frente a sus competidoras, es más fácil de almacenar ya que se puede mantener en una nevera normal, como la vacuna contra la gripe, mientras que el de Pfizer necesita conservarse en una temperatura de 70 grados bajo cero, lo que ha supuesto un inconveniente para el transporte y almacenaje.

Imagen de Gerd Altmann en Pixabay 

Bibliografía

  1. Seguridad y eficacia de la vacuna ChAdOx1 nCoV-19 (AZD1222) contra el SARS-CoV-2: un análisis intermedio de cuatro ensayos controlados aleatorios en Brasil, Sudáfrica y el Reino Unido https://www.thelancet.com/journals/lancet/article/PIIS0140-6736(20)32661-1/fulltext
  2. COVID-19 Ensayo de la vacuna de Oxford https://covid19vaccinetrial.co.uk/
  3. Coronavirus: ¿qué produce una respuesta inmunitaria más fuerte: la infección natural o la vacuna? https://www.bbc.com/mundo/noticias-55228755
  4. La Dra. Catherine Green, becaria de Exeter, lidera la producción de una posible vacuna COVID-19 en Oxford https://www.exeter.ox.ac.uk/exeter-fellow-dr-catherine-green-leads-the-production-of-a-potential-covid-19-vaccine-in-oxford/
  5. Vacunas e inmunización: ¿qué es la vacunación? https://www.who.int/es/news-room/q-a-detail/vaccines-and-immunization-what-is-vaccination?adgroupsurvey={adgroupsurvey}&gclid=CjwKCAiA57D_BRAZEiwAZcfCxTPWTr_HtQUXFZhTAR_aCUceCx_KMduvgcq9o1celbJXV8mImLGxUxoCYLMQAvD_BwE

Vacuna contra la COVID 19 TOZINAMERÁN de Pfizer/BioNTech

Tozinamerán (nombre en clave BNT162b2) es una vacuna pra la COVID 19, la empresa Pfizer es uno de los socios de fabricación de BNT162b2, mientras que BioNTech es el desarrollador original de la tecnología de vacunas, como es visible en el nombre de la candidata (BNT). 

Mecanismo de Acción

Este laboratorio decidió incursionar en nuevas tecnologías, que no se habían probado antes en humanos. Nos referimos a las vacunas de ARNm (Acido Ribonucleico Mensajero)

Es una vacuna ARN compuesta de ARNm modificado connucleótidos que codifican la espicula viral del SARS-CoV-2, la que se encuentra encapsulada en nanoparticulas limpidicas.

El equipo de científicos de este laboratorio logró hacer que, utilizando la información genética del virus SARS-CoV-2 (coronavirus), se inyecte un pequeño segmento de ARNm sintético (producido en laboratorio) que le da instrucciones a nuestras propias células para generar la proteína Spike. Ésta es una proteína que originalmente pertenece al virus, y que le da la apariencia de corona. Esta proteína cambia su forma después de infectar a una célula. A estas diferentes formas, le llamamos conformaciones. La conformación antes de la infección se llama conformación de prefusión.

Ahora bien, el ARNm sintético de la vacuna lleva la información necesaria para que nuestras propias células produzcan una proteína Spike en su conformación de prefusión. Es decir, en aquella conformación que tiene antes de la infección. De modo que la proteína Spike no será exactamente igual a la del virus activo infectando el cuerpo, sino que será una versión básicamente inactiva.

Una vez que nuestra célula usa la información del ARNm de la vacuna para producir esta versión de la proteína Spike, entonces nuestro sistema inmune reconoce esta “nueva” proteína en el cuerpo, y se desarrolla inmunidad. De este modo, cuando entramos en contacto con el virus real, nuestro cuerpo, debido a la vacuna, ya tiene una sistema de defensa específico contra él.

En cuanto al mecanismo de acción, la vacuna es una novedad en seres humanos, las tecnologías que se utilizaron para estas vacunas existen desde hace más de 10 años, sólo nunca se habían usado en humanos, la tecnología no es nueva, la aplicación sí

Fases de Estudio

Fases I y II

En mayo de 2020, Pfizer comenzó a probar cuatro variaciones diferentes de la vacuna para ayudar a poner fin a la pandemia y planeó expandir los ensayos en humanos a miles de pacientes de prueba para septiembre de 2020. El gigante farmacéutico, que trabaja junto con BioTech (NASDAQ: BNTX), una farmacéutica con sede en Alemania , inyectó dosis de su posible vacuna, BNT162, a los primeros participantes humanos en Estados Unidos a principios de mayo. Según los resultados, Pfizer dijo que “podrán administrar millones de dosis en el plazo de octubre” y espera producir cientos de millones de dosis en 2021.

Ha sido elegida la BNT162b1 frente a otra variante, la BNT162, para ensayos de fase II y III.

Fase III

En julio de 2020, Pfizer y BioNTech anunciaron que dos de las cuatro candidatas a vacunas de ARNm de los socios habían ganado la designación de vía rápida de la FDA. La compañía comenzó las pruebas de Fase III en la última semana de julio de 2020 en 30 000 personas,

En octubre de 2020, Pfizer informó que comenzaría a probar su vacuna contra el coronavirus en niños de hasta 12 años con la aprobación de la FDA. Este sería el primer ensayo de vacuna contra el coronavirus en los Estados Unidos que incluye a niños

El 9 de noviembre de 2020, el análisis provisional de un ensayo de 43.538 participantes en la investigación, de los cuales 94 habían sido diagnosticados de COVID-19, mostró que la candidato a vacuna tiene una eficacia superior al 90 % en la prevención de la infección, siete días después de la segunda dosis.

El 8 de diciembre siguiente, Margaret Keenan, una mujer de 90 años se convirtió en la primera persona en el mundo en recibir la vacuna contra el COVID-19 en Reino Unido, primer país en autorizar el uso de la vacuna una semana antes.

La vacunación requiere dos dosis, administradas con tres semanas de diferencia, la eficacia de BNT162b2 contra Covid-19  fue confirmada con inicio al menos 7 días después de la segunda dosis en participantes que habían estado sin evidencia serológica o virológica de infección por SARS-CoV-2 hasta 7 días después de la segunda dosis.

Reaciones Adversas

En estudios presentados por las empresas, reportó que tanto para pacientes entre 16 y 55 años (Grupo A) como para mayores de 55 años (Grupo B), los tres efectos adversos más comunes fueron:

1) Dolor en el sitio de infección (A-83%, B-71%)

2) Fatiga (A-47%, B-34%)

3) Dolor de cabeza (A-42%, B-25%)

Estas reacciones adversas se consideran leves a moderadas, y son similares a aquellas que se encuentran en otras vacunas.

En cuanto a reacciones adversas graves, el estudio solo menciona la linfadenopatía, producto de una reacción inmune elevada secundaria a la vacuna, la cual comenta se resolvió en aproximadamente 10 días después de su aparición.

El estudio también menciona que el porcentaje de reacciones adversas graves fue de 0.6% para los que recibieron la dosis real contra 0.5% para los que recibieron placebo. Esto quiere decir que no existe mucha diferencia (0.1% en este estudio) entre quienes recibieron la vacuna y quienes no para desarrollar efectos adversos graves. 

Ahora bien, el mismo estudio, como mencionamos al inicio, reconoce que es un estudio preliminar, que ciertos subgrupos no se han estudiado, y que el estudio continuará por los próximos dos años para descartar efectos adversos a largo plazo. 

Conclusión

Estos laboratorios decidieron incursionar en nuevas tecnologías, tecnologías que si bien existían hasta ahora no se habían probado antes en humanos, nos referimos a las vacunas de ARN Mensajero (Acido Ribonucleico Mensajero, o ARNm).

Los estudios muestran un buen panorama en cuanto a los avances de llegar a una vacuna que pueda ser aplicada en masa, pero, aunque la efectividad de la vacuna es excelente, aún quedan muchas preguntas abiertas sobre su seguridad.

El 8 de diciembre siguiente, Margaret Keenan, una mujer de 90 años se convirtió en la primera persona en el mundo en recibir la vacuna contra el COVID-19 en Reino Unido, primer país en autorizar el uso de la vacuna una semana antes.

Imagen de Arek Socha en Pixabay 

Bibliografía

  1. Vacina Pfizer-BioNTech COVID-19 (tozinameran) https://covid-vaccine.canada.ca/pfizer-biontech-covid-19-vaccine/product-details

Vacuna contra la COVID 19 “CORONAVAC”

Es una de las vacuna contra la COVD-19 desarrollada por la empresa Biofarmaceútica Chinesa SINOVAC, desde mediados de 2020 la vacuna candidata está pasando por Fase III de investigación.

Mecanismo de acción

La vacuna se creó a partir del propio virus, los investigadores de Sinovac Biotech crean un cultivo del virus en el laboratorio, lo dejan inactivo y lo aplican a los pacientes. Por lo tanto, el cuerpo humano estimula la producción de anticuerpos, lo que puede prevenir los síntomas graves del covid-19, que puede causar la muerte, con anticuerpos específicos para la infección, el cuerpo puede combatir el coronavirus de manera más eficiente, para no causar daños importantes a la salud.

Fases de estúdio del Coronavac

Normalmente el proceso sistematizado de investigación de vacunas suele demandar alrededor de 10 años entre las etapas preclínicas y clínicas, pero debido a esta emergencia epidemiológica es que los procesos se están acelerando al máximo.

Fase I-II del Coronavac

En un ensayo clínico de fase II completado en julio de 2020 y publicado en The Lancet, CoronaVac mostró seroconversión de anticuerpos neutralizantes en 109 (92%) de 118 participantes en el grupo de 3 μg, 117 (98%) de 119 en el grupo de 6 μg, después de programar los días 0 y 14; mientras que el día 28 después del programa de los días 0 y 28, se observó seroconversión en 114 (97%) de 117 en el grupo de 3 μg, 118 (100%) de 118 en el grupo de 6 μg.

CoronaVac no necesita congelarse, se puede refrigerar a 2-8 ° C (36-46 ° F), temperaturas a las que se mantienen las vacunas contra la influenza.  El Coronavac puede permanecer estable hasta tres años en almacenamiento, lo que puede ofrecer alguna ventaja en la distribución de la vacuna a regiones donde no se desarrollan cadenas de frío.

Fase III del Coronavac

Las vacunas candidatas que tienen éxito en la fase II avanzan a ensayos más grandes, que involucran de miles a decenas de miles de personas, una meta de la fase III es evaluar la seguridad de la vacuna en un grupo grande de personas

En América Latina, a fines de julio de 2020, Sinovac comenzó a realizar un ensayo de vacuna de fase III para evaluar la efectividad y seguridad de 9,000 profesionales de la salud voluntarios en seis estados de Brasil, en colaboración con el Instituto Butantan. El 19 de octubre, el gobernador de São Paulo João Doria dijo que los primeros resultados del estudio clínico realizado en Brasil demuestran que entre las vacunas que se están probando en el país, CoronaVac es la más segura, la que tiene mejores y citas más prometedoras.

También a principios de agosto, se inició un ensayo de fase III en Chile, dirigido por la Pontificia Universidad Católica de Chile, que se esperaba que incluyera a 3.000 voluntarios de entre 18 y 65 años.

Reacciones Adversas

Estudios de Fase II demostraron que los efectos secundarios después de tomar CoronaVac incluyen fatiga, fiebre y dolor, con síntomas mayormente leves, según los resultados de un ensayo de etapa media patrocinado por Sinovac.

El ensayo clínico de una vacuna china contra la covid-19 fue suspendido en Brasil después de que las autoridades sanitarias informaran de un incidente adverso “grave”, el regulador sanitario brasileño, Anvisa, informó que el incidente tuvo lugar el 29 de octubre, pero no se dio más detalles, en noviembre volvieron a retomar el ensayo clínico.

Ensayos en la última etapa para la vacuna de Sinovac también se están llevando a cabo en Indonesia y Turquía, pero ninguno de estos países ha anunciado una suspensión de los mismos.

Ninguna vacuna ha pasado las pruebas finales a gran escala para demostrar que es lo suficientemente eficaz y segura para proteger contra un virus.

Conclusiones

En América Latina, una de las regiones más golpeadas por la pandemia, diferentes gobiernos ya han hecho sus planes y adquisiciones con diferentes proveedores, entre ellos la china Sinovac.

Aunque en algunos países de la región ya se anunciaron planes y fechas para comenzar a vacunar en las próximas semanas, la Organización Panamericana de la Salud advirtió que pasarán meses antes de que las vacunas recién desarrolladas estén disponibles en cantidades suficientes para inmunizar a la población.

Foto de cottonbro no Pexels

Bibliografía

  1. BBC News, https://www.bbc.com/portuguese/internacional-55258764
  2. Estudo de segurança e imunogenicidade da vacina inativada para profilaxia da infecção por SARS CoV-2 (COVID-19) https://clinicaltrials.gov/ct2/show/NCT04352608?term=NCT04352608&draw=2&rank=1
  3. BBC News,Vacuna contra el coronavirus: Brasil interrumpe las pruebas de la vacuna china de Sinovac por un incidente adverso “grave”, https://www.bbc.com/mundo/noticias-54886095

¿Por qué algunas personas crean Anticuerpos contra la COVID 19 y otras no?

La inmunidad no es necesariamente sinónimo de anticuerpos, se trata de un principio básico de inmunología, que se está haciendo énfasis especialmente desde que estalló la pandemia de la COVID 19 y comenzaron a multiplicarse las informaciones sobre cómo responde el organismo humano a los ataques del nuevo virus.

Los pacientes asintomáticos o sintomáticos pueden superar la enfermedad de dos formas que no son exclusivas una de la otra más al contrario son complementarias:

  • Con la formación de “Anticuerpos”, que son proteínas que ayudan a combatir al SARS-CoV-2 y pueden proteger a una persona para que no vuelva a tener la enfermedad creándole aparentemente inmunidad.
  • Con las “Células T Citotóxicas” que son células inmunes del organismo, cuyo principal propósito es identificar y matar las celulas infectadas con el SARS-CoV-2.

Existen estudios que indican que aproximadamente el doble de personas ha desarrollado inmunidad de células T, en comparación con aquellos en los que podemos detectar anticuerpos, así que si tu no generaste anticuerpos puede ser que tus niveles sean muy bajos para ser detectados y que haya actuado las células T de tu sistema inmune en tu recuperación, para que se entienda mejor explicare brevemente algunos principios inmunológicos.

Principios del sistema inmunológico

Antes de adentrarnos en la respuesta de nuestro sistema inmunológico al SARS-CoV-2 debemos recordar a grandes rasgos, los tipos de inmunidad que tenemos:

  1. La inmunidad innata, que es con la que todos los seres humanos nacen, tiene un carácter inespecífico y supone la primera línea de defensa frente a los agentes infecciosos, se caracteriza por que está presente de por vida, no es específica, carece de memoria y no cambia de intensidad con la exposición. Es útil frente a microorganísmos piogénicos, hongos y parásitos multicelulares e incluye tres componentes:
    • Fisicoquímico: piel, mucosas, secreciones y cilios, que efectúan un lavado y una limpieza continua
    • Humoral: complemento, lectina de unión al manano y opsoninas adicionales como la proteina C reactiva y las enzimas proteolíticas
    • Celulares: neutrófilos, eosinófilos, mastocitos y linfocitos natural killer.
  2. La inmunidad adaptativa, es más selectiva frente a los patógenos, ya que tiene una memoria destinada a prevenir futuras infecciones, se divide a su vez en dos: 
    • Inmunidad humoral, basada en anticuerpos.
    • Inmunidad celular, basada en células T citotóxicas

Anticuerpos contra el SARS-CoV-2

Los linfocitos T se generan a partir de precursores en la médula ósea, en la sangre y los ganglios linfáticos hay dos subgrupos principales de linfocitos T definidos por la expresión de dos moléculas accesorias (CD4 y CD8).

Alrededor de dos tercios de los linfocitos T expresan la glucoproteina de superficie CD4 y a estos se les denominan células colaboradoras  por favorecer la respuesta inmunitaria como la producción de anticuerpos por parte de los linfocitos B, el tercio restante expresa CD8 y en general se asocian con la destrucción de las células infectadas por virus y se denominan T citotóxicos.

Los Linfocitos T CD4 produce estos anticuerpos que son proteínas esenciales para combatir y eliminar el virus, los principales anticuerpos generados para el SARS-CoV-2 son Inmunoglobulina M (IgM), Inmunoglobulina G (IgG) generados como parte de la respuesta inmune del individuo contra el virus, cuando se detectan informan sobre el contacto previo o en curso.

La detección de los mismos se lo realiza por medio de una muestra de Sangre para detectar IgM y IgG que son detectables alrededor del día 7 desde el inicio de los síntomas, el resultado positivo entre los días 7 y 14 indica un contacto previo y que el organismo tiene anticuerpos contra el virus.

Si los resultados de los análisis muestran que tienes anticuerpos, quizás signifique que tienes algo de inmunidad, pero no hay suficiente evidencia que indique que tener anticuerpos te protegerá contra una reinfección con la COVID-19, todavía no se sabe cuál es el nivel de inmunidad ni cuánto dura esta.

Las células T Citotóxicas

Como ya mencionamos del total de linfocitos T un tercio se expresa con la molecula CD8 y en general se asocian con la destrucción de las células infectadas por virus, a estos se los denomina células T citotóxicas.

Cada célula T es altamente específica, hay billones de variaciones posibles de estas proteínas de superficie, y cada una puede reconocer un objetivo diferente.

Debido a que las células T pueden mantenerse en la sangre durante años después de una infección, también contribuyen a la “memoria de largo plazo” del sistema inmune y le permiten organizar una respuesta más rápida y más efectiva cuando este queda expuesto a un viejo enemigo.

Varios estudios han mostrado que la gente contagiada con covid-19 tiende a tener células T que pueden atacar el virus, sin importar si la persona ha experimentado síntomas.

Los estudios descubrieron que algunas personas pueden resultar negativas de anticuerpos contra la covid-19 y positivas de células T capaces de identificar el virus.

Esto ha llevado a sospechas de que ciertos niveles de inmunidad contra la enfermedad podría ser dos veces más comunes de lo que previamente se pensó.

Respuesta del sistema inmune al SARS-CoV-2

Durante una respuesta inmune normal la primera línea de defensa es el sistema inmune innato, que involucra los glóbulos blancos y las señales químicas que lanzan las alarmas, esto inicia la producción de anticuerpos, la cual se lleva a cabo unas semanas después.

De forma paralela, unos cuatro o cinco días después de la infección, comienzas a ver que las células T que se activan, reconociendo a las células infectadas con el virus y eliminadas rápida y brutalmente, antes de que el virus tenga la oportunidad de convertirlas en fábricas para producir más copias de sí mismo.

La inmunidad celular no funciona como lo hace la humoral, los anticuerpos neutralizan directamente al virus, mientras que el objetivo principal de los linfocitos T es destruir las células infectadas, que actúan como fábricas para los virus.

No impiden la entrada del patógeno en las células, sino que evitan que el virus se disemine por el organismo humano inutilizando el lugar donde se replican.

Conclusiones

En la inmunidad al SARS-CoV-2, cuando se produce una infección hay unas células que son las que toman las decisiones en función de la infección: los linfocitos T cooperadores, estas células pueden poner en marcha una respuesta de anticuerpos, una respuesta de células T citotóxicas o una respuesta mixta.

Existen estudios que indican que aproximadamente el doble de personas ha desarrollado inmunidad de células T, en comparación con aquellos en los que podemos detectar anticuerpos, sin embargo lo más correcto es afirmar que ambos sistemas contribuyen a eliminar el virus y su mecanismo es complementario y que normalmente, casi todas las respuestas van a ser mixtas, aunque unas personas van a producir más anticuerpos y otras más células citotóxicas.

No se ha determinado aún la cinética de la respuesta de los anticuerpos, su longevidad y ni su capacidad para proteger contra infecciones repetidas, algunas personas pueden no desarrollar anticuerpos detectables después de la infección o bien disminuir con el tiempo a niveles indetectables.

Bibliografía

Importancia Clínica y Epidemiológica de las pruebas diagnósticas para la COVID 19

El diagnóstico de la enfermedad COVID-19 se los realiza en base a la clínica del paciente, por medio de pruebas de laboratorio e imágenes de radiografías y tomografías del pulmón.

En la actualidad las pruebas más importantes son, pruebas virológicas PCR (Reacción en Cadena de Polimerasa) y test serológicos para la detección de anticuerpos en sangre.

A) Pruebas virológicas pueden detectar la presencia de componentes del virus permitiendo confirmar el diagnóstico de pacientes con síntomas y evaluar si el individuo recuperado de COVID 19 todavía puede ser infeccioso.

Se la realiza por medio del “Hisopado naso-orofaríngeo por RT – PCR”, en este laboratorio la detección molecular del genoma viral (detección del RNA mediante PCR) se detecta desde 48 horas antes del inicio de los síntomas y hasta 12 a 14 días en nuestro tracto respiratorio superior, fosas nasales, cavidad bucal y hasta por 20 días en nuestro tracto respiratorio inferior bronquios y pulmones, siendo más sensible en la primera semana de la infección.

B) Pruebas serológicas, detectan los anticuerpos IgM o IgG generados como parte de la respuesta inmune del individuo contra el virus, informa sobre el contacto precio o en curso, la protección conferida por los anticuerpos todavía está en investigación por lo cual no se puede asegurar que sea duradera o permanente.

Se la realiza por medio de una muestra de Sangre para detectar IgM y IgG que son detectables alrededor del día 7 desde el inicio de los síntomas, el resultado positivo entre los días 7 y 14 indica un contacto previo y que el organismo tiene anticuerpos contra el virus.

Cuando se realizan estos test diagnósticos se busca determinar la presencia o ausencia de una patología y debemos tener claro los conceptos de sensibilidad y especificidad de las pruebas diagnósticas para comprender la importancia de las mismas y los resultados que nos ofrecen, positivos o negativos, falsos positivos o falsos negativos.

Sensibilidad de la Prueba

Es la capacidad del test para detectar la enfermedad, cuanto más sensible es una prueba diagnóstica, menor es la probabilidad de obtener falsos negativos, en otras palabras, la sensibilidad es la capacidad de la prueba para detectar la enfermedad en sujetos enfermos.

Especificidad de la Prueba

Informa de la capacidad para detectar los sujetos que no padecen la enfermedad, es decir, la capacidad para detectar a los sanos. Si una prueba tiene el 100% de especificidad es porque todos los sanos son detectados con esa prueba, por lo que cuanto más alto sea él % de especificidad de una prueba diagnóstica más validez tiene.

Si los resultados son positivos o negativos y correlacionan con la clínica no hay mayor discusión al respecto pero que pasa si no correlacionan con la clínica ahí tendríamos posibles falsos positivos o falsos negativos y son estos que merecen un análisis mas profundo:

Falsos positivos y Falsos negativos del test virológico de RT –  PCR para COVID 19

La sensibilidad es variable es decir depende del momento del proceso infeccioso, de la carga viral, y del lugar de toma de la muestra.

Entre el día 0 y el 7º tras el comienzo de la enfermedad, las sensibilidades tanto para pacientes leves como severos fueron: 

  • Esputo:                       89%
  • Nasal:                         73% 
  • Oro-faringe:               60%

Como pueden observar son de baja sensibilidades por lo que tiene alta probabilidad de darnos falsos negativos.

El test virológico de RT – PCR para la COVID tiene una gran especificidad, próxima al 100% por lo tanto tiene menor probabilidad de darnos falsos positivos.

Otros de los motivos para que nos puedan dar estos resultados son:

  • Debido a que las muestras sean tomados después de los diez días del inicio de la infección, este test debe ser realizados al inicio de  la infección en especial en la primera semana, cuando los valores del virus sean altos.
  • Debido a errores en cuanto a la toma de la muestra, como una mala técnica o muestras no representativas.
  • Mala manipulación de la muestra, provocando contaminación de la misma.
  • Retraso en el transporte de la muestra para que sea analizada
  • Error pre-analítico en el etiquetado de la muestra a lo largo del proceso.

Falsos positivos y Falsos negativos del test Serológico

Por otro lado están los test serológico que para poder entender su sensibilidad y especificidad tenemos que diferenciarlos:

  1. Test serológicos con muestra de sangre para la detección de anticuerpos con una de estas tres metodologías:
    • Inmunocromatografía (pruebas en casete)
    • Inmunoabsorción ligado a enzimas (ELISA)
    • Quimioluminiscencia (CLIA)

Tiene mayor especificidad 90.63% y sensibilidad de 88.66%, por lo que hay más probabilidades de obtener falsos positivos y menos falsos negativo.

2. Test serológicos (kits rápidos de detección de anticuerpos), la muestra de sangre se obtiene por punción con lanceta en el pulpejo del dedo.

Tiene especificidad baja y sensibilidad moderada, por lo que tienen gran probabilidad de dar falso positivos y falsos negativos.

Otros motivos de resultados falsos positivos y falsos negativos son:

  • Debido a que la prueba fue realiza al inicio del contagio o si la persona se ha infectado durante la última semana, hay una alta probabilidad de que el resultado sea Falso Negativo.
  • Los test serológicos rápidos deben ser utilizados con motivos epidemiológicos para rastreaménto de casos y no para acompañamiento de paciente con la COVID19 por su gran porcentaje de falsos positivos y negativos.
  • Pueden exhibir reactividad cruzada con otros coronavirus, como los que causan el resfriado común y generar falsos positivos.
  • Mala manipulación de la muestra, provocando contaminación de la misma.

Estas pruebas de laboratorio son solo importantes clínicamente sino que también lo son epidemiológicamente, con ellos realizamos estudios de seroprevalencia, para poder realizar una observación de la evolución de la enfermedad y adoptar políticas, planes y estrategias sanitarias de lucha contra la COVID 19.

Estudios de Seroprevalencia

Los estudios de seroprevalencia se los realiza con las pruebas serológicas, que buscan anticuerpos producidos en respuesta a la infección en la sangre de una persona lo que indica que ella puede haber sido infectada con SARS-CoV-2, los resultados de esta investigación nos ayudan a entender cuántas personas de una población específica puede haber sido precisamente infectadas con SARS-CoV-2, y se lo realiza mediante pruebas serológicas

El porcentaje de individuos en una población que posee anticuerpos para un agente infecciosos es llamado de seroprevalencia.

Para este estudio la selección de participantes se realiza de forma sistemática usando métodos de muestreo, mediantes fórmulas que eligen a los participantes más representativos, lo que significa que quizás usted no sea seleccionado, pero su vecino sí.

Los casos identificados de la COVID 19 por las pruebas serológicas probablemente representa apenas una fracción de todos los casos, eso puede ocurrir porque una proporción desconocida de personas:

  • Son asintomáticos
  • Tienen síntomas leves
  • No buscan atención medica
  • No realizan el test  

Conclusiones

Ambos laboratorios son necesarios y complementarios, uno solo no nos da certeza diagnóstica y nos llevaría a posibles diagnósticos errados pudiendo darnos falsos positivos y falsos negativos.

La identificación incorrecta de la COVID-19 cuando no está presente (un resultado falso positivo) puede dar lugar a pruebas, tratamiento y aislamiento innecesarios de la persona y de los contactos cercanos.

Si no se detectan las personas con la COVID-19 cuando está presente (un resultado falso negativo) se puede retrasar el tratamiento y se corre el riesgo de que la infección se siga propagando a otras personas.

Los estudios de seroprevalencia informan nuestra comprensión de la epidemiologia de la COVID 19, estos hallazgos pueden ayudarnos a comprender mejor el alcance de la propagación e informara modelos de transmisión del virus para tomar decisiones políticas relacionadas a el impacto del distanciamiento social y otras medidas preventivas

Bibliografía

Descubrimiento de infecciones por SARS-CoV-2 mediante pruebas serológicas (o de anticuerpos) CENTERS FRO DISEASE CONTROL AND PREVENTION  https://www.cdc.gov/coronavirus/2019-ncov/cases-updates/about-serology-surveillance.html

Investigador dice que las pruebas de anticuerpos contra coronavirus tienen una precisión «realmente terrible» CNN. https://cnnespanol.cnn.com/2020/04/29/investigador-dice-que-las-pruebas-de-anticuerpos-contra-coronavirus-tienen-una-precision-realmente-terrible/

Diagnóstico de laboratorio del coronavirus https://es.cochrane.org/sites/es.cochrane.org/files/public/uploads/COVID-19/hudonostia_diagnostico_de_laboratorio_del_coronavirus.pdf

Covid-19. Pruebas diagnósticas http://colegiohigienistasmadrid.org/blog/?p=610

Pruebas diagnósticas para covid-19 (en progreso) http://docs.bvsalud.org/biblioref/2020/07/1104192/nota_informativa_pruebas-diagnostico_mexico__vf.pdf

Corticoides en el tratamiento de la COVID 19 ¿Héroes o Villanos?

Antecedentes

La historia de los corticoides se remonta al año 1849, cuando el médico inglés Thomas Addison describió por primera vez la muerte de sujetos que tenían  destrucción de la glándula suprarrenal, a partir de ahí que empieza el descubrimiento de la acción de las hormonas que secreta esta glándula, como los glucocorticoides, llamados también corticoides entre otros más, es así que van ganado relevancia para muchos tratamientos y desde 1960 forma parte de los medicamento esenciales de la Organización Mundial de la salud.

Los Corticoides tienen propiedades antinflamatorias esenciales en el manejo de patologías como el asma, la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), el distrés respiratorio agudo, propiedades antialérgicas de vital importancia para los choques anafilácticos, alergias nasales, cutáneas, oculares y como inmunosupresor se los usan en la artritis reumatoide, la esclerosis múltiple, para procedimientos quirúrgicos de implantes y trasplantes.

Reacción adversa a los corticoides

El empleo terapéutico de corticoides puede ocasionar dos categorías de efectos adversos que pueden llegar a causar la muerte:

  1. Los que son consecuencia de interrumpir la corticoterapia causando falencia de la glándula suprarrenal, si bien no se ha reportado ningún caso y se ha liberado la utilización de hasta 10 días de corticoides o hasta la mejora del paciente, tenemos que tener cuidado.
  • Los que resultan del empleo continuo y prolongado, asociado a reacciones adversas como anormalidades de líquidos y electrolitos, hipertensión, hiperglucemia, mayor susceptibilidad a infecciones, osteoporosis, miopatía, perturbaciones conductuales, cataratas, detención del crecimiento y muchos más, por lo que no debemos utilizarlos por mucho tiempo.

Un dato que es muy importante que debemos saber es que causan lisis de algunas células de defensa e inducen la redistribución de los linfocitos, con lo cual disminuye de manera rápida y transitoria el número de ellos en la sangre periférica, es por este motivo que no debemos utilizarlos en COVID 19 de fase I o viral donde nuestras defensas son claves en el desarrollo de la enfermedad.

Acción sobre la COVID 19

La Dexametasona es uno de los principales corticoide sintéticos que se utiliza para el tratamiento de la COVID 19 por sus propiedades, aunque también existen protocolos con otros corticoides como la hidroxicortizona y metilprednisolona.

La Dexametazona actúa como un potente antiinflamatorio e inmunosupresor disminuyendo la respuesta de los tejidos a la inflamación que se produce como respuesta de nuestro organismo a la agresión de este virus, sin embargo, aunque reduce los síntomas asociados a este proceso, no trata la causa que lo genera.

La Dexamentazona actúa a nivel celular inhibiendo la formación de enzimas pro-inflamatorias, citoquinas pro-inflamatorias, mediante dos mecanismos, transcripcional y pos-transcripcional, evitando la tormenta de citoquinas que se da por la agresión del virus.

En otras palabras, este fármaco impide la acumulación de células inflamatorias como macrófagos y leucocitos, la fagocitosis, la liberación de enzimas lisosomales y de mediadores de la inflamación y formación de trombos.

Clínicamente disminuye la inflamación pulmonar, el edema pulmonar que produce la dificultad respiratoria, mejorando la oxigenación y se cree también que actúan indirectamente como antitrombolitico evitando que se forme coágulos sanguíneos, al inhibir estas citoquinas pro-inflamatorias.

El tiempo de acción de la Dexametazona es prolongado y su efecto es 7,5 veces superior al de otros corticoides como la prednisona y la prednisolona, y 30 veces mayor que el de la hidrocortisona.

La inflamación es un mecanismo que se desencadena ante un estímulo como es el infeccioso de la COVID 19 cuya finalidad es mantener la homeostasis de nuestro cuerpo. Sin embargo, es necesario que esta respuesta sea regulada de forma precisa, tanto en intensidad como en duración, para que sea beneficiosa,  caso contrario puede surgir el “síndrome de liberación de citoquinas o también llamada tormenta de citoquinas”.

Esta “tormenta de citoquinas” es causada por una respuesta inflamatoria sistémica aguda, mediada por unas sustancias naturales pro-inflamatorias que fabrica nuestro organismo; las citoquinas.

La Dexamentazona se lo debe utilizar en pacientes con COVID 19 que requieran oxígeno, es decir en pacientes de Fase II o pulmonar y Fase III o de hiperinflación sistémica, no se lo debe usar en pacientes de Fase I o viral que no requieran oxigeno ya que no ha demostrado beneficio alguno, mas al contrario puede deprimir el sistema inmunológico de vital importancia en esta fase.

Conclusión

Dada su potencia antiinflamatoria, los corticoides han demostrado alta efectividad para el tratamiento de la COVID-19 en sus estadios más graves como lo es Fase II  o Fase III.

No hay que olvidar que suprimen el funcionamiento del sistema inmunológico, por lo que no se pueden emplear en las etapas iniciales de la enfermedad como es la Fase I donde nuestro sistema inmunológico juega un papel vital.

Debemos tener cuidado en interrumpir bruscamente los corticoides, se los debe hacer de apoco siguiendo un plan terapéutico de disminución de la dosis y aumentando la pauta terapéutica.

La Dexametazona disminuye o elimina la respuesta de los tejidos a la inflamación y a la producción de trombos que se produce como respuesta de nuestro organismo a la agresión de este virus, sin embargo, aunque reduce los síntomas asociados a este proceso, no trata la causa que lo genera.

Bibliografía

  1. Dexametasona reduce la mortalidad hasta un tercio en pacientes hospitalizados con complicaciones severas por COVID-19, Universidad de Oxford, https://www.recoverytrial.net/files/dexamethasone-press-release-spanish-translation_190620-final.pdf
  2. Tratamientos y medicamentos para el coronavirus: monitoreo de efectividad, The New York Times https://www.nytimes.com/es/interactive/2020/science/coronavirus-tratamientos-curas.html
  3. Las bases de la Farmacología de la Terapéutica, edición 12, Goodman y Gilman McGRAW-HILL INTERAMERICANA EDITORES, S.A.

Colisión de dos pandemias obesidad y COVID 19

El sobrepeso y la obesidad aumenta hasta 4 veces el riesgo de morir por COVID 19 especialmente en hombres menores de 60 años según estudios realizados en la Universidad de Johns Hopkins en Estados Unidos(2).

La obesidad ha alcanzado proporciones epidémicas a nivel mundial, y cada año mueren, como mínimo, 2,8 millones de personas a causa de la obesidad o sobrepeso (3), aunque anteriormente se consideraba un problema confinado a los países de altos ingresos, en la actualidad la obesidad también es prevalente en los países de ingresos bajos y medianos.

La obesidad es una enfermedad metabólica crónica, compleja y multifactorial que, asociada a un estado inflamatorio crónico, tiene un papel esencial en el desarrollo de la Diabetes Mellitus tipo 2, la dislipemia, la hipertensión arterial, las enfermedades cardiovasculares o el cáncer.

Existen causas mecánicas y bioquímicas de porque la obesidad y sobrepeso es un factor para complicaciones por la COVID 19, estas son:

  1. Causas Mecánicas

La obesidad puede restringir la ventilación ya que los pulmones no pueden expandirse por la gran cantidad de tejido graso dificultando así la función contráctil de los músculos intercostales y el diafragma, estas alteraciones en la dinámica respiratoria confirieren mayor predisposición a enfermedades respiratorias como la causada por la COVID 19 y otras como el asma y los síndromes de hipoventilación. (4)

2. Causas Bioquímicas

La obesidad predispone a un estado de hipercoagulabilidad, en este caso potenciado por la COVID 19 debido a que es proinflamatoria e induce al estrés oxidativo, basalmente las personas con obesidad tienen concentraciones disminuidas de adiponectinas antiinflamatorias y elevadas de citocinas proinflamatorias como la interleucina 6, el factor de necrosis tumoral alfa o la leptina, producidos en el tejido graso visceral y subcutáneo abdominal, especialmente en varones, todos ellos asociados a mayor severidad de enfermedad por la COVID 19.(4)

Los hallazgos de que la obesidad en pacientes que padecen de la COVID 19 puede ser mortal, eclipsa el riesgo de mortalidad que plantean otras afecciones relacionadas con la obesidad, como antecedentes de infarto de miocardio, diabetes, hipertensión o hiperlipidemia, sugiere un vínculo fisiopatológico significativo entre el exceso de adiposidad y el COVID-19 grave.

La obesidad no es solo una expansión del tejido adiposo subcutáneo, sino que también se asocia con un aumento de la grasa ectópica, incluido el tejido adiposo visceral, perivascular y epicárdico. 

Conclusión:

Existe un choque entre 2 Pandemias Obesidad y COVID 19 que puede ser devastador y potencialmente sinérgico, en poblaciones con una alta prevalencia de obesidad es indispensable mantener una mayor vigilancia sobre la presencia del virus para reducir la prevalencia de enfermedad grave por COVID-19.

La obesidad es considerada una pandemia en este siglo XXI, los gobiernos, las autoridades en salud, la sociedad civil, las organizaciones no gubernamentales, el sector privado y la población en general tienen una función crucial en la prevención de la obesidad.

A medida que la COVID-19 continúa propagándose sin cesar, debemos concentrar nuestros esfuerzos inmediatos en contener la crisis que nos ocupa, sin embargo, no debemos olvidar combatir la obesidad cuya visión de tratamiento es multidisciplinario, dado que es una enfermedad compleja y multifactorial, en la que, si bien una parte importante es el balance entre la ingesta y el gasto de energía, existen otros factores que inciden, como los entornos, la disponibilidad de alimentos y la cultura de la alimentación.  

Ello exige la participación de diversos profesionales de la salud en su manejo, como el nutriólogo clínico, el endocrinólogo, el psicólogo, el psiquiatra, el médico especialista en deporte, el endoscopista y el cirujano bariatra.

Bibliografia

  1. Revista “Annals of Internal Medicine” Obesity and Mortality Among Patients Diagnosed With COVID-19: Results From an Integrated Health Care Organization https://www.acpjournals.org/doi/10.7326/M20-3742
  2. Revista The Lancet “Metabolic health and COVID-19: a call for greater medical nutrition education” https://www.thelancet.com/journals/landia/article/PIIS2213-8587(20)30220-5/fulltext
  3. Organizacion Mundial de la Salud “Obesidad y sobrepeso”  https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/obesity-and-overweight
  4. The National Center for Biotechnology Information “Obesidad y coronavirus 2019nCoV: una relación de riesgo” https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC7184018/