Condición Pos-Covid o Covid Persistente

La mayoría de las personas con la Covid 19 experimentan síntomas leves o una enfermedad moderada, aproximadamente el 10-15 % de los casos evoluciona a una enfermedad grave, y alrededor del 5 % se vuelve críticamente enfermo que pueden evolucionar en la muerte del paciente.

Sin embargo como dijimos la mayoría de los pacientes que padecen la Covid 19 se recuperan completamente, de todos estos, algunos sufren efectos a largo plazo en su organismo, en los sistemas pulmonar, cardiovascular, nervioso  e inclusive efectos psicológicos.

En este artículo analizaremos diversos estudios realizados hasta la fecha de la condición pos Covid 19, daremos un concepto de esta patología para terminar con algunas recomendaciones para su tratamiento y una conclusión del mismo.

Antes de empazar aclararemos que debemos diferenciar las secuelas de la Covid 19 y el Covid persistente, el primero se presenta generalmente en pacientes que cursaron la Covid 19 grave y el segundo se puede presentar en cualquier paciente que curso la enfermedad.

Desarrollo

Un estudio del King’s College London, en el Reino Unido estima que 1 de 20 personas que pasaron la enfermedad de la Covid 19 permanece enfermo por lo menos 8 semanas, los estudios muestran tamnbien que el sexo femenino, el exceso de peso y el Asma aumentan el riesgo de padecerlo.  

La Organización mundial de la Salud (OMS) publico oficialmente en un documento llamado “Condición Pos Covid”, según este estudio 7 de cada 10 pacientes no se sienten totalmente recuperados después de 5 meses del alta.

A esta patología se la ha denominado Covid Persistente o Long Covid en inglés, según la OMS es una afección pos-Covid 19 que se produce en individuos con antecedentes de infección probable o confirmada por el SarsCov-2, generalmente tres meses después de la aparición de la Covid 19 con síntomas que duran al menos dos meses y que no pueden explicarse por un diagnóstico alternativo.

Debido a que es una patologia en evolución podemos decir que hasta este momento son tres hipotesis principales que explica su etiopatogenia:

  1. Persistencia del virus en el organismo originando una infección latente o crónica.
  2. La infección desencadena una tormenta inflamatoria de citoquinas que hiperactiva el sistema inmunitario produciendo persistencia de los sintomas.
  3. Existencia de autoanticuerpos en la Covid 19 que pueden actuar contra proteínas inmunomoduladoras, perturbando la función inmunológica.

Los síntomas pueden ser de nueva aparición tras la recuperación inicial de un episodio agudo de la Covid 19, o pueden persistir desde el inicio de la enfermedad.

Aunque existen varias pruebas para detectar la infección inicial por la Covid 19, no hay hasta la fecha ninguna para detectar esta afección posterior, y aún no está claro qué lo desencadena en los enfermos solo tenemos hipotesis.

Una de las investigaciones más grades sobre ese tema es la de un grupo de universidades de los Estados Unidos, de México y de Suécia, ellos hicieron la revisión de 18 mil investigaciones publicadas sobre esta patología hasta el 1° de janeiro de 2021.

Entre los 47.910 pacientes que integraron el estudio cinco son los principales síntomas detectado fueron

  1. Fatiga (58%)
  2. Cefaléa (44%)
  3. Déficit de atención (27%)
  4. Pérdida de cabello (25%)
  5. Disneas respiratórias (24%).

Entre otros síntomas en menor porcentaje se encuentran la confusión mental, depresión, pérdida del gusto o el olfato, erupciones cutaneas, dolores de cabeza y cuerpo.

Estos síntomas pueden aparecer desde los estadios iniciales de la enfermedad o después de recuperarse de la infección o desaparecer y volver a aparecer después de un tiempo.

Lo que debemos hacer con un paciente con Covid persistente es verificar si tiene comorbilidades y valorarlas para:

  1. Realizar abordaje multidisciplinario valorando comorbilidades, nutrición, sarcopenia, fragilidad, dependencia, impacto emocional y social.
  2. Valorar la repercusión de sus comorbilidades en la persistencia de sus síntomas
  3. Valorar la posible repercusión de la persistencia de sus síntomas en sus comorbilidades

Hasta ahora, la falta de claridad en la investigación de la fisiopatología de esta enfermedad ha complicado los esfuerzos por avanzar en la investigación y el tratamiento.

Conclusión

La duración prolongada de los síntomas y la discapacidad son comunes en adultos hospitalizados con enfermedad grave por la Covid 19, caracterizar el retorno a la salud inicial entre los pacientes ambulatorios más leve es importante para comprender el espectro completo de enfermedades asociadas como la Covid Persistente o Long Covid.

Estos estudios indican que incluso entre los adultos sintomáticos evaluados en entornos ambulatorios, puede llevar semanas la resolución de los síntomas y volver a la salud habitual. 

Aproximadamente un tercio de los que participaron en los estudios informaron que no recuperaron la salud habitual en un plazo de 2 a 3 semanas después de la prueba.

La edad avanzada y la presencia de múltiples afecciones médicas crónicas se han asociado previamente con la gravedad de la enfermedad entre los adultos hospitalizados con la Covid 19 en este estudio, ambos también se asociaron con una enfermedad prolongada en una población de pacientes ambulatorios.

El objetivo de los investigadores es desenvolver una señal de alerta que pueda identificar los pacientes que precisaran de cuidados extras.

Bibliografia

  • Duración de los síntomas y factores de riesgo para el retorno tardío a la salud habitual entre pacientes ambulatorios con COVID-19 en una red de sistemas de atención médica multiestatal – Estados Unidos, marzo-junio de 2020 https://www.cdc.gov/mmwr/volumes/69/wr/mm6930e1.htm

Vacunación contra la COVID 19 durante el embarazo y el periodo de lactancia

Durante este año y medio de pandemia se ha evidenciado la gran susceptibilidad que tienen las mujeres embarazadas con la COVID 19, con una probabilidad del 50% de sufrir complicaciones en el embarazo (como parto prematuro, la preeclampsia, el ingreso en cuidados intensivos y la muerte) en comparación con las mujeres embarazadas que no tenían la COVID 19.

Por tal motivo alrededor del mundo se están realizando ensayos clínicos que estudian la seguridad de las vacunas contra la COVID-19 y cuán bien funcionan en personas embarazadas y que están dando de lactar.

En este artículo analizaremos uno de los principales estudios realizado en mujer embarazada y que está dando de lactar, las cuales fueron inmunizadas para la COVID 19.

Desarrollo y análisis del estudio

En el estudio realizado en Estados Unidos llamado “Hallazgos preliminares de la seguridad de la vacuna de ARNm COVID-19 en mujeres embarazadas” y publicado en el The New England Journal of Medicine este año, nos da una idea de la utilización y seguridad de la vacunación en mujer embarazada y que está dando de lactar.

De un total de 35,691 participantes registrados en el V-Safe (sistema de seguimiento de reacciones adversas a la vacuna de la COVID 19) de 16 a 54 años de edad identificadas como embarazadas, las proporciones calculadas de embarazos adversos y resultados neonatales adversos en personas vacunadas contra la COVID-19 que tuvieron un embarazo completo fueron similares a las incidencias informadas en estudios con mujeres embarazadas que se realizaron antes de la pandemia de la COVID-19.

Las conclusiones del estudio, no mostraron reacciones adversas serias entre las personas embarazadas y que están dando de lactar que recibieron vacunas de ARNm para la COVID-19, sin embargo, es necesario un seguimiento más longitudinal, incluido el seguimiento de un gran número de mujeres vacunadas al principio del embarazo, para informar los resultados maternos, del embarazo y del lactante.

Mecanismos de acción de las vacunas en el embarazo

Las vacunas de Moderna y Pfizer-BioNTech son vacunas ARNm que no contienen el virus vivo que causa el COVID-19 y, por lo tanto, no pueden hacer que una persona contraiga la COVID-19, este es un dato importante ya que una de las principales contraindicaciones de las vacunas en mujer embarazada es que sea de virus vivo atenuado.

Además, las vacunas ARNm no interactúan con el ADN de la persona ni provocan cambios genéticos porque el ARNm no ingresa al núcleo de la célula, que es donde se encuentra nuestro ADN.

La vacuna de J&J/Janssen contra la COVID-19 es una vacuna de vectores virales, lo que significa que contiene una versión modificada de otro virus (el vector) para darles instrucciones importantes a nuestras células, estos vectores son inofencivos para la mujer embarazada y que esta dando de lactar.

Los estudios nos muestran 3 situaciones:

  1. Vacunas Antes del embarazo

Las mujeres que planeen una gestación pueden recibir cualquier vacuna de la COVID 19 de las recomendadas para su edad, sin necesidad de esperar un tiempo entre la vacunación y la concepción.

2. Durante el embarazo

Las embarazadas pueden ser vacunadas frente a la Covid (y es conveniente no demorarla de forma injustificada) en cualquier momento del embarazo.

Se recomienda usar las vacunas de ARNm: Comirnaty (Pfizer) y Spikevax (Moderna), que son las que mayor evidencia de inocuidad tienen.

3. Lactancia materna

Las mujeres que dan el pecho a sus bebés pueden recibir las vacunas de la COVID 19 sin necesidad de suspender la lactancia, ni demorar la vacunación, no hay pruebas de que los componentes de la vacuna se excreten directamente en la leche materna.  

Además se está 3 situaciones se estudiando un beneficio añadido de la vacunación de la gestante y la madre que da el pecho a su bebé, es que una parte de los anticuerpos generados por la vacunación se transfieren al feto, a través de la placenta, y al lactante, a través de la leche materna, sin embargo debido a que la vacunacion es muy reciente dejaremos este beneficio para proximos articulos cuando dispongamos de mayor informacón.

Conclusión

La infección por el virus SARS-CoV-2 durante el embarazo está asociada a un mayor riesgo de enfermedad grave y complicaciones, así como a posibles peores resultados perinatales.

La vacunación frente a la COVID 19 es eficaz para la prevención de la infección por el SARS-CoV-2 y las formas graves de esta, también en mujeres durante la gestación y la lactancia.

Además, se cuenta con información suficiente que permite acometer la vacunación en estos periodos críticos con un importante grado de seguridad de que no causa daños en la madre, en el feto, ni en el bebé lactante.

Aunque según las guías técnicas de las vacunas autorizadas, cualquiera de ellas podrían ser utilizadas en la mujer embarazada o que lacta, los estudios recomiendan usar preferentemente una vacuna de ARNm, que fue la mas ampliamente estudiada.

Bibliografía

Fotografia: Foto de Jonas Kakaroto no Pexels

Los riesgos asociados con la Covid-19 en el embarazo

Las mujeres embarazadas tienen un mayor riesgo de sufrir la Covid-19 grave que las mujeres no embarazadas, y la Covid-19 se asocia con un mayor riesgo para el recien nacido en el parto, informa la OMS e incluye a mujeres embarazadas en la lista de pacientes de riego para la Covid 19 grave.

Durante el embarazo las defensas bajan porque su aparato inmunológico de la madre debe adaptarse al nuevo ser, durante la gestación el bebé absorbe las vitaminas, minerales y demás nutrientes del cuerpo de la madre, para desarrollarse adecuadamente esto provoca un desgaste en el organismo y, por lo tanto, una baja en las defensas, sumado a los cambios hormonales, hace a la mujer más propensa a ciertos virus, infecciones y enfermedades.

El Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos argumenta que este problema también suele presentarse en la etapa de puerperio, es decir, durante los 40 días después de haber dado a luz.

Desarrollo

Una investigación realizada por el “Departamento de Salud de la Mujer y Reproductiva de Nuffield” en el Hospital John Radcliffe de la Universidad de Oxford, con más de 2.100 mujeres embarazadas en 18 países reveló que el coronavirus está asociado con un mayor riesgo de complicaciones médicas graves para las madres y los recién nacido.

Este estudio fue de tipo cohorte multinacional de 2130 mujeres embarazadas mayores de 18 años que se llevó durante 8 meses desde el 2 de marzo de 2020 , en el participaron 43 instituciones en 18 países (Argentina, Brasil, Egipto, Francia, Ghana, India, Indonesia, Italia, Japón, México, Nigeria, Macedonia del Norte, Pakistán, Rusia, España, Suiza, Reino Unido y Estados Unidos).

Se incluyeron en el estudio mujeres mayores de 18 años, cuando se identificó prenatalmente a una mujer con un diagnóstico de Covid-19, ese día se inscribieron 2 mujeres sin diagnóstico de Covid-19 de edad gestacional similar (± 2 semanas) que recibían atención prenatal estándar para crear una muestra imparcial, no se recopilaron datos sobre la raza y las mujeres y los recién nacidos fueron seguidos hasta el alta hospitalaria.

En este estudio se valoraron 3 índices no ponderados:

  1. Índice de morbilidad y mortalidad materna que incluye al menos 1 de las siguientes morbilidades relacionadas con el embarazo:
    1. Sangrado vaginal en el tercer trimestre
    1. Hipertensión inducida por el embarazo, preeclampsia, eclampsia, hemólisis, enzimas hepáticas elevadas y recuento bajo de plaquetas (síndrome HELLP)
    1. Trabajo de parto prematuro
    1. Infecciones que requieren antibióticos
    1. Cualquier otra afección relacionada con el embarazo que requiera tratamiento o remisión
    1. Ingreso de la madre a la unidad de cuidados intensivos
    1. Derivación a un nivel de atención superior
    1. Muerte
  2. Índice de morbilidad neonatal grave que incluye al menos 3 de las siguientes complicaciones graves:
    1. Displasia broncopulmonar
    1. Encefalopatía hipóxico-isquémica
    1. Sepsis
    1. Anemia que requiere transfusión
    1. Conducto arterioso persistente que requiere tratamiento o cirugía
    1. Hemorragia intraventricular
    1. Enterocolitis necrotizante
    1. Retinopatía del prematuro diagnosticada antes del alta hospitalaria
  3. Índice de morbilidad y mortalidad perinatal grave que incluye:
    1. Muerte fetal por al menos 1 de las afecciones neonatales graves enumeradas anteriormente
    1. Ingreso en la unidad de cuidados intensivos neonatal  durante 7 días o más
    1. Muerte neonatal antes del alta hospitalaria

La pregunta que se realiza este estudios es ¿en qué medida la Covid -19 en el embarazo altera los riesgos de resultados maternos y neonatales adversos en comparación con las personas embarazadas sin la Covid-19?

Resultados

Dentro de los resultados más relevantes del estudio esta que durante el embarazo las mujeres con un diagnóstico de COVID-19 tuvieron tasas más altas de hipertensión inducida por el embarazo (Riesgo Relativo (RR), 1,46; Intervalo de Confianza (IC) del 95%, 1,05-2,02), preeclampsia / eclampsia (RR, 1,76; IC del 95%, 1,27-2,43) e infecciones que requirieron antibióticos (RR, 3,38; IC del 95%, 1,63-7,01), y hubo una asociación con un mayor riesgo de ingreso en la unidad de cuidados intensivos / unidad de alta dependencia (RR, 5,04; IC del 95%, 3,13-8,10) y derivación a un nivel de atención superior.

Murieron 11 mujeres (1,6%) con diagnóstico de COVID-19 (tasa de mortalidad materna, 159/10 000 nacimientos), de estos, 4 tenían preeclampsia grave (1 superpuesto a hipertensión crónica y 1 asociado a miocardiopatía); 3 de estas 4 mujeres tenían insuficiencia respiratoria que requirió ventilación mecánica y la cuarta mujer murió de una embolia pulmonar, cinco mujeres habían empeorado la insuficiencia respiratoria prenatal, 2 de las cuales se sometieron a cesárea y, a pesar de la asistencia respiratoria intensiva, fallecieron más tarde, las 2 mujeres restantes desarrollaron fiebre, tos y dificultad para respirar dentro de los 7 días de un parto sin incidentes y murieron poco después, a pesar de la atención de la unidad de cuidados intensivos.

En general, las mujeres con diagnóstico de Covid -19 tuvieron una tasa más baja de inicio espontáneo del trabajo de parto pero una tasa de parto por cesárea más alta, lo que refleja las tasas más altas de complicaciones del embarazo en este grupo. También presentaron RR más altas para el parto prematuro y el sufrimiento fetal de 1,59 (IC del 95%, 1,30-1,94) y 1,70 (IC del 95%, 1,06-2,75), respectivamente. En general, el 83% de los nacimientos prematuros (n = 130) en mujeres con diagnóstico de Covid -19 fueron médicamente indicados; por lo tanto, el aumento del riesgo en este grupo (RR, 1,97; IC 95%, 1,56-2,51)

Mujeres con diagnóstico de Covid-19 que dieron a luz antes que aquellas sin diagnóstico de Covid -19 después de aproximadamente 30 semanas de gestación, con la mayor diferencia menos de 37 semanas de gestación

Conclusión

Las mujeres embarazadas con la Covid-19 tenían más de un 50% de probabilidades de sufrir complicaciones en el embarazo (como parto prematuro, la preeclampsia, el ingreso en cuidados intensivos y la muerte) en comparación con las mujeres embarazadas que no tenían la Covid-19″.

Los recién nacidos de las mujeres infectadas también tenían un riesgo casi tres veces mayor de sufrir complicaciones médicas graves, como el ingreso de internación en una unidad de cuidados intensivos neonatales, principalmente debido a un parto prematuro.

Este estudio de cohorte multinacional de 2130 mujeres embarazadas realizado en 18 países recomiendan a las autoridades de cada país incorporar a embarazadas y recién nacidos en los grupos considerados de riesgo y ratifica las concluciones de la OMS.

Bibliografia

  1. Morbilidad y mortalidad materna y neonatal en mujeres embarazadas con y sin infección por COVID-19El estudio de cohorte multinacional INTERCOVID https://jamanetwork.com/journals/jamapediatrics/fullarticle/2779182
  2. Gracias a nuevas investigaciones se conocen mejor los efectos de la COVID 19 ‎en las embarazadas y sus bebés https://www.who.int/es/news/item/01-09-2020-new-research-helps-to-increase-understanding-of-the-impact-of-covid-19-for-pregnant-women-and-their-babies
  3. Embarazo y coronavirus: cuán seguro es para las mujeres gestantes vacunarse contra la covid-19 https://www.bbc.com/mundo/noticias-55903249
  4. La OMS da luz verde a que las mujeres embarazadas se vacunen contra la COVID-19 https://www.who.int/es

El Sistema del Complemento y el SARS-COV-2

Introducción

Nuestro sistema inmunológico está formado por un sistema innato y otro adaptativo, el primero tiene como principales actores a los macrófagos, los neutrófilos, las células asesinas NK, en otras células, además del sistema del complemento y de proteínas como el interferón, el segundo está formado por linfocitos T y linfocitos B, que producen anticuerpos y constituyen el sistema humoral.

Durante infección del SARS-COV-2 en el tracto respiratorio, el sistema inmunológico desarrolla una respuesta inmune que puede descontrolarse en algún momento de la evolución de la enfermedad, desencadenar una respuesta inmune desajustada, una hiperactividad y dañar el tejido pulmonar y en consecuencia reducir su función.

Los mecanismos fisiopatológicos predominantes del SARS-COV-2 incluyen los siguientes:

  • Toxicidad viral directa
  • Daño endotelial
  • Daño microvascular
  • Desregulación del sistema inmunológico
  • Estimulación de un estado hiperinflamatorio
  • Hipercoagulabilidad con trombosis
  • Mala adaptación de la vía de la enzima convertidora de angiotensina (ACE2) 

La creciente evidencia clínica ha implicado al sistema del complemento como un impulsor fundamental de la inmunopatología del SARS-COV-2,  la activación desregulada del complemento puede alimentar la hiperinflamación impulsada por las citocinas, la microangiopatía trombótica y la inmunotrombosis impulsada por NET (trampas extracelulares de Neutrofilos), lo que conduce al fallo multiorgánico.

El sistema del complemento es un conjunto de proteínas que actúa en la defensa innata contra patógenos, incluidos los virus, ante el SARS-COV-2 es incapaz de destruirlo con sus complejos de ataques a la membrana (MAC) e impedir la infección viral, mas al contrario entra en un estado de hiperactividad descontrolada que lleva a células inflamatorias como monocitos y neutrófilos a los tejidos afectados, este cuadro deriva en daños inflamatorios persistentes en los órganos vitales, provocando lesiones microvasculares extendidas y trombosis generalizada.

Estado hiperinflamatorio e hipercoagulable del SARS-COV-2

Los mecanismos de tromboinflamación incluyen lesión endotelial, activación del complemento, activación plaquetaria e interacciones plaquetas leucocitos, trampas extracelulares de neutrófilos, liberación de citocinas proinflamatorias, interrupción de las vías coagulantes normales e hipoxia, similar a la fisiopatología de los síndromes de microangiopatía trombótica. 

Los sistemas enzimáticos de la cascada del complemento y la cascada cuagulación podrían estar influyendo en la gravedad del COVID-19 produciendo un estado de hiperinflamación e hipercuagubilidad, debido a que las imitaciones estructurales codificadas del virus podrían contribuir a la liberación de cininas, en especial bradicinina, lo cual lleva a alterar los mecanismos de coagulación intrínseca, y angioedema, esto puede explicar las tasas desproporcionadamente altas de complicaciones trombóticas en lugar de hemorrágicas en el COVID-19 agudo.

El riesgo de complicaciones trombóticas en la fase post-aguda de COVID-19 probablemente esté relacionado con la duración y gravedad de un estado hiperinflamatorio, aunque se desconoce cuánto tiempo persiste.

La vía clásica del complemento a partir de la segunda semana de infección viral puede ser activada por complejos inmunes específicos formados por SARS-COV-2 y las IgM o IgG provocando la liberación de componentes proinflamatorios, vasoactivos y quimioactivos que aumenta la inflamación local.

En la vía de las lectinas, la activación del MASP (proteasa manana associada a serina) asociada con la Lectina ligadora de Manosa (MBL) podría provocar la activación de trombina y el desencadenamiento de la coagulación.

Tanto la vía clásica y la vía de las lectinas del complemento podrían provocar depósitos retardados de factores del complemento y formación del complejo de ataque a la membrana (MAC) provocando daño celular y liberación de mediadores químicos proinflamatorios y protromboticos.

Hay estudios que indican que disfunciones asociadas con el complemento, por ejemplo, en adultos mayores degeneración macular de inicio temprano y disfunciones en la coagulación, por ejemplo, trombocitopenia, trombosis y hemorragias, están relacionados a un mal pronóstico clínico de la infección por SARS-COV-2.

Otros estudios indican que las personas con trastornos hiperactivos del complemento y de la coagulación deben ser más susceptibles al SARS-COV-2, por ejemplo en los casos donde el complemento es más activo como en la obesidad y diabetes, esto puede ayudar a explicar por qué estas personas con estas enfermedades tienen mayor riesgo de mortalidad.

Conclusión

Comprender la fisiopatología de la infección por SARS-CoV-2 es fundamental para las estrategias terapéuticas y de salud pública, las interacciones virus-huésped pueden guiar el descubrimiento de reguladores de enfermedades, y el análisis de la función de la estructura de las proteínas apunta a varias vías inmunes, incluyendo el complemento y la coagulación, como objetivos de los coronavirus.

La activación persistente y descontrolada del complemento es responsable de la respuesta inflamatoria exacerbada a la infección por el SARS-COV-2, caracterizada por un aumento sistémico de las citoquinas proinflamatoria conocidos con el nombre de “Tormenta de Citoquinas.

La conexión con el complemento sugiere que los medicamentos existentes que inhiben el sistema del complemento podrían ayudar a tratar a los pacientes con COVID-19 grave.

Bibliografía

Testimonio del Dr. Ruben Pilares Zúñiga un Odontólogo vacunado contra la COVID-19 en Quebec – Canadá

La COVID-19 es una enfermedad altamente contagiosa y potencialmente mortal que nos acompañara por largo tiempo, las profesiones de la salud, en especial la Odontología y la vida en general ha sido afectada de forma significativa en todo lugar del mundo.

La odontología ha pasado a una etapa donde las medidas de bioseguridad constituyen la diferencia entre la vida y la muerte tanto para el profesional como para el paciente constituyéndose en la profesión con mayor riesgo de sufrir un contagio.

El manejo de barrera de protección, el control de tratamientos, el tiempo asignado a los pacientes, el cuidado minucioso de asepsia y antisepsia cambiarán la forma de realizar la profesión.

Tras el inicio de la vacunación en Canadá en diciembre de 2020 muchas personas ya fueron vacunadas, priorizando aquellas que tienen algún factor de riego y que trabajan el área de la salud como los Odontólogos.

Este es el testimonio del Dr. Rubén Darío Pilares Zúñiga Odontólogo, que fue una de las primeras personas vacunadas contra la COVID-19 el 16 de diciembre del 2020, él cuenta que el día anterior pasó una noche tranquila, pero con mucha ilusión, luego de que le avisaron que sería vacunado en el ministerio de salud de la provincia de Quebec – Canadá.

Para el, todo se resume en tres sentimiento, emoción, esperanza y alivio, emoción por ser uno de los primeros Odontólogos en recibir la vacuna, esperanza para que pronto pueda ser superada la pandemia, no sólo en Quebec y Canadá, sino en el mundo y alivio por la inmunidad de la que hoy es portador y que le permite seguir trabajando en su pasión, la atención a los pacientes.

El Dr. Rubén Pilares de 44 años no presentaba ninguna enfermedad de base ni factor de riesgo y refiere que no sintió dolor en el momento de la aplicación pero que si sintió cefalea leve y fatiga leve el día siguiente, actualmente se encuentra sin ninguna reacción adversa por la vacuna y asintomático para COVID 19 a la espera de recibir la dosis de refuerzo de la vacuna.

El menciona que “Sabemos que la infección no induce una respuesta inmune muy fuerte y disminuye con el tiempo es por eso creo que, como una clara precaución, es apropiado vacunarse porque es seguro»

El recibió la Vacuna contra la COVID 19 TOZINAMERÁN de Pfizer/BioNTech, este laboratorio decidió incursionar en nuevas tecnologías, que no se habían probado antes en humanos, nos referimos a las vacunas de ARNm (Ácido Ribonucleico Mensajero).

Es una vacuna ARN de dos dosis, compuesta de ARNm modificado con nucleótidos que codifican la espícula viral del SARS-CoV-2, la que se encuentra encapsulada en nanoparticulas lipídicas.

En cuanto al mecanismo de acción, la vacuna es una novedad en seres humanos, las tecnologías que se utilizaron para estas vacunas existen desde hace más de 10 años, sólo nunca se habían usado en humanos, la tecnología no es nueva, la aplicación sí.

Vacuna contra la COVID 19 Sputnik V

La vacuna Rusa Sputnik V, que lleva el nombre del primer satélite espacial soviético, es la primera vacuna registrada en el mundo basada en vectores adenovirales humanos.

Mecanismo de acción

El mecanismo de acción de la vacuna es a través de vectores que son vehículos que pueden introducir material genético de otro virus en una célula, el gen del adenovirus, que es el causante de la infección, se sustrae y en su lugar se inserta un gen con el código de la proteína de otro virus, el elemento insertado es seguro para el organismo y ayuda al sistema inmunológico a reaccionar y producir anticuerpos que nos protegen de la infección.

Fases de estúdio

Los ensayos clínicos de fase 1 y 2 de la vacuna se completaron el 1 de agosto de 2020, todos los voluntarios toleraron bien las pruebas, no se registraron efectos adversos graves o inesperados. La vacuna indujo la formación de una alta respuesta inmune celular y de anticuerpos

En el ensayo clínico posterior al registro de Sputnik V en Rusia participan más de 40.000 voluntarios, presentaron casi el mismo perfil de seguridad de los ensayos de fase 1 y 2.

Se han anunciado ensayos clínicos de Sputnik V en los Emiratos Árabes Unidos, India, Venezuela y Bielorrusia.

Según los estudios realizados la eficacia de esta vacuna es del 91,4%  y la eficacia de la vacuna “Sputnik V” frente a los casos graves de infección por coronavirus es del 100%.

El costo de una dosis de la vacuna para los mercados internacionales será menos de 10 dólares (Sputnik V es una vacuna de dos dosis).

La forma liofilizada (seca) de la vacuna puede ser almacenada a una temperatura de +2 a +8 grados centígrados.

La vacuna, para su distribución en los mercados extranjeros, será producida por los asociados internacionales de la RDIF en la India, el Brasil, China, Corea del Sur y otros países.

Reacciones Adversas

Dentro de las reacciones esperables, se pueden presentar:

  • Reacciones locales: dolor en el sitio de inyección, hiperemia, hinchazón
  • Reacciones sistémicas: síndrome pseudogripal de corta duración de inicio dentro de las 24 a 48 hs (caracterizado por escalofríos, fiebre, artralgia, mialgia, astenia, malestar general, cefalea) o menos frecuentes síntomas gastrointestinales (náuseas, dispepsia, disminución del apetito). Estas reacciones tienen una duracion promedio de 24 hs de duración

Conclusión

Las cifras de nuevos casos y de muertos por covid-19 continúan aumentando en casi todas partes del mundo, mas después de las fiestas de fin de año, donde gran parte de los pasises bajaron la guardia.

La mayor esperanza ahora está puesta en las distintas vacunas, varias de las cuales ya están siendo administradas para frenar los contagios.

Aunque todas las inmunizaciones tienen el mismo objetivo, entrenar al sistema inmunitario para que pueda reconocer al coronavirus y de este modo combatirlo, no todas están hechas de la misma manera ni funcionan según los mismos principios.

Foto de Artem Podrez no Pexels

Bibliografía

  1. Información General Sputnik V https://sputnikvaccine.com/esp/about-vaccine/
  2. Coronavirus: el gráfico que muestra cómo funcionan 4 tipos de vacunas para combatir la covid-19 https://www.bbc.com/mundo/noticias-55587877
  3. Campaña Nacional de Vacunación contra la COVID-19 Argentina https://www.argentina.gob.ar/sites/default/files/informe_seguridad_en_vacunas_31_12_2020.pdf
  4. Ensayos Clínicos https://sputnikvaccine.com/esp/about-vaccine/clinical-trials/

Vacuna contra la COVID 19 AZD1222 de la Universidad de Oxford y AstraZeneca

AZD1222, también conocido como ChAdOx1 nCoV-19, es un candidato a vacuna contra la COVID 19 desarrollado por la Universidad de Oxford y AstraZeneca administrado via intramuscular.

Mecanismo de Acción

Esta vacuna fue producida en base a un adenovirus que tradicionalmente causa resfríos en chimpancés, el sistema inmune humano detecta al agente infeccioso y esa respuesta inmunológica puede ser útil para el Sars CoV-2 y así prevenir la enfermedad. 

El adenovirus fue modificado genéticamente y expresa la proteína Spike (S), es la más visible en su estructura y es la que utiliza el Sars CoV-2 siempre que quiere ingresar a nuestras células, constituye el blanco ideal para aprender a atacar al coronavirus desde el sistema inmunológico

Por intermedio de ingeniería genética, fue diseñada de tal manera que, aunque se asimila lo suficiente al coronavirus, no causa ningún peligro a las personas, por ello, los responsables del análisis señalan que es “segura”

Fases de Estudio

Tras el inicio de un ensayo clínico de fase 1 en el Reino Unido (COV001) el 23 de abril de 2020, se iniciaron otros tres ensayos controlados aleatorios de la vacuna candidata en el Reino Unido (COV002), Brasil (COV003) y Sudáfrica (COV005).

El estudio de fase 1 (COV001) incluyó una cohorte de eficacia y los estudios de fase 2 y 3 (COV002, COV003 y COV005) ampliaron la inscripción a una población más amplia de participantes con mayor probabilidad de exposición al virus, como los trabajadores de la salud. 

Los criterios de exclusión se redujeron para los ensayos de fase 3, de modo que también se inscribieron adultos mayores y personas con una variedad de comorbilidades.

El 31 de agosto de 2020, AstraZeneca anunció que había comenzado a inscribir a adultos para un estudio en etapa tardía de 30.000 sujetos financiado por Estados Unidos.

El 8 de septiembre de 2020, AstraZeneca anunció la suspensión global del ensayo de la vacuna mientras se investigaba una posible reacción adversa en un participante en el Reino Unido.

El 13 de septiembre, AstraZeneca y la Universidad de Oxford reanudaron los ensayos clínicos en el Reino Unido después de que los reguladores concluyeran que era seguro hacerlo. AstraZeneca fue criticada por la seguridad de la vacuna después de las preocupaciones de los expertos que señalaron la negativa de la compañía a proporcionar detalles sobre enfermedades neurológicas graves en dos participantes que recibieron la vacuna experimental en Gran Bretaña.

Si bien el ensayo se reanudó en el Reino Unido, Brasil, Sudáfrica, Japón e India, permaneció en pausa en los EEUU hasta el 23 de octubre de 2020.

El 15 de octubre de 2020, el Dr. João Pedro R. Feitosa, un médico de 28 años de Río de Janeiro, Brasil, que recibió un placebo en lugar de la vacuna de prueba en un ensayo clínico de AZD1222, murió a causa de las complicaciones de COVID-19, la autoridad sanitaria brasileña ANVISA anunció que el ensayo continuaría en Brasil.

El 23 de noviembre de 2020, la Universidad de Oxford y AstraZeneca anunciaron los resultados provisionales del ensayo de fase 3 de la vacuna.

Reacciones adversas

En los estudios de fase 1 y 2, que incluyó 1.077 voluntarios que recibieron la vacuna y publicados en la Revista The Lancet, se reportó que las reacciones secundarias más frecuentes fueron dolor, sensación de fiebre, escalofríos, dolor muscular, dolor de cabeza y malestar, las que, según el reporte, se aliviaron con el uso de paracetamol profiláctico. En el estudio, no se reportaron eventos adversos graves relacionados con la vacuna.

Conclusiones

El regulador británico da luz verde a la vacuna de la Universidad de Oxford y Astrazeneca, la segunda que recibe la autorización en el Reino Unido, se convierte en el segundo que entra en el programa de inmunización británico.

Esta vacuna cuenta con una principal ventaja frente a sus competidoras, es más fácil de almacenar ya que se puede mantener en una nevera normal, como la vacuna contra la gripe, mientras que el de Pfizer necesita conservarse en una temperatura de 70 grados bajo cero, lo que ha supuesto un inconveniente para el transporte y almacenaje.

Imagen de Gerd Altmann en Pixabay 

Bibliografía

  1. Seguridad y eficacia de la vacuna ChAdOx1 nCoV-19 (AZD1222) contra el SARS-CoV-2: un análisis intermedio de cuatro ensayos controlados aleatorios en Brasil, Sudáfrica y el Reino Unido https://www.thelancet.com/journals/lancet/article/PIIS0140-6736(20)32661-1/fulltext
  2. COVID-19 Ensayo de la vacuna de Oxford https://covid19vaccinetrial.co.uk/
  3. Coronavirus: ¿qué produce una respuesta inmunitaria más fuerte: la infección natural o la vacuna? https://www.bbc.com/mundo/noticias-55228755
  4. La Dra. Catherine Green, becaria de Exeter, lidera la producción de una posible vacuna COVID-19 en Oxford https://www.exeter.ox.ac.uk/exeter-fellow-dr-catherine-green-leads-the-production-of-a-potential-covid-19-vaccine-in-oxford/
  5. Vacunas e inmunización: ¿qué es la vacunación? https://www.who.int/es/news-room/q-a-detail/vaccines-and-immunization-what-is-vaccination?adgroupsurvey={adgroupsurvey}&gclid=CjwKCAiA57D_BRAZEiwAZcfCxTPWTr_HtQUXFZhTAR_aCUceCx_KMduvgcq9o1celbJXV8mImLGxUxoCYLMQAvD_BwE

Vacuna contra la COVID 19 TOZINAMERÁN de Pfizer/BioNTech

Tozinamerán (nombre en clave BNT162b2) es una vacuna pra la COVID 19, la empresa Pfizer es uno de los socios de fabricación de BNT162b2, mientras que BioNTech es el desarrollador original de la tecnología de vacunas, como es visible en el nombre de la candidata (BNT). 

Mecanismo de Acción

Este laboratorio decidió incursionar en nuevas tecnologías, que no se habían probado antes en humanos. Nos referimos a las vacunas de ARNm (Acido Ribonucleico Mensajero)

Es una vacuna ARN compuesta de ARNm modificado connucleótidos que codifican la espicula viral del SARS-CoV-2, la que se encuentra encapsulada en nanoparticulas limpidicas.

El equipo de científicos de este laboratorio logró hacer que, utilizando la información genética del virus SARS-CoV-2 (coronavirus), se inyecte un pequeño segmento de ARNm sintético (producido en laboratorio) que le da instrucciones a nuestras propias células para generar la proteína Spike. Ésta es una proteína que originalmente pertenece al virus, y que le da la apariencia de corona. Esta proteína cambia su forma después de infectar a una célula. A estas diferentes formas, le llamamos conformaciones. La conformación antes de la infección se llama conformación de prefusión.

Ahora bien, el ARNm sintético de la vacuna lleva la información necesaria para que nuestras propias células produzcan una proteína Spike en su conformación de prefusión. Es decir, en aquella conformación que tiene antes de la infección. De modo que la proteína Spike no será exactamente igual a la del virus activo infectando el cuerpo, sino que será una versión básicamente inactiva.

Una vez que nuestra célula usa la información del ARNm de la vacuna para producir esta versión de la proteína Spike, entonces nuestro sistema inmune reconoce esta “nueva” proteína en el cuerpo, y se desarrolla inmunidad. De este modo, cuando entramos en contacto con el virus real, nuestro cuerpo, debido a la vacuna, ya tiene una sistema de defensa específico contra él.

En cuanto al mecanismo de acción, la vacuna es una novedad en seres humanos, las tecnologías que se utilizaron para estas vacunas existen desde hace más de 10 años, sólo nunca se habían usado en humanos, la tecnología no es nueva, la aplicación sí

Fases de Estudio

Fases I y II

En mayo de 2020, Pfizer comenzó a probar cuatro variaciones diferentes de la vacuna para ayudar a poner fin a la pandemia y planeó expandir los ensayos en humanos a miles de pacientes de prueba para septiembre de 2020. El gigante farmacéutico, que trabaja junto con BioTech (NASDAQ: BNTX), una farmacéutica con sede en Alemania , inyectó dosis de su posible vacuna, BNT162, a los primeros participantes humanos en Estados Unidos a principios de mayo. Según los resultados, Pfizer dijo que «podrán administrar millones de dosis en el plazo de octubre» y espera producir cientos de millones de dosis en 2021.

Ha sido elegida la BNT162b1 frente a otra variante, la BNT162, para ensayos de fase II y III.

Fase III

En julio de 2020, Pfizer y BioNTech anunciaron que dos de las cuatro candidatas a vacunas de ARNm de los socios habían ganado la designación de vía rápida de la FDA. La compañía comenzó las pruebas de Fase III en la última semana de julio de 2020 en 30 000 personas,

En octubre de 2020, Pfizer informó que comenzaría a probar su vacuna contra el coronavirus en niños de hasta 12 años con la aprobación de la FDA. Este sería el primer ensayo de vacuna contra el coronavirus en los Estados Unidos que incluye a niños

El 9 de noviembre de 2020, el análisis provisional de un ensayo de 43.538 participantes en la investigación, de los cuales 94 habían sido diagnosticados de COVID-19, mostró que la candidato a vacuna tiene una eficacia superior al 90 % en la prevención de la infección, siete días después de la segunda dosis.

El 8 de diciembre siguiente, Margaret Keenan, una mujer de 90 años se convirtió en la primera persona en el mundo en recibir la vacuna contra el COVID-19 en Reino Unido, primer país en autorizar el uso de la vacuna una semana antes.

La vacunación requiere dos dosis, administradas con tres semanas de diferencia, la eficacia de BNT162b2 contra Covid-19  fue confirmada con inicio al menos 7 días después de la segunda dosis en participantes que habían estado sin evidencia serológica o virológica de infección por SARS-CoV-2 hasta 7 días después de la segunda dosis.

Reaciones Adversas

En estudios presentados por las empresas, reportó que tanto para pacientes entre 16 y 55 años (Grupo A) como para mayores de 55 años (Grupo B), los tres efectos adversos más comunes fueron:

1) Dolor en el sitio de infección (A-83%, B-71%)

2) Fatiga (A-47%, B-34%)

3) Dolor de cabeza (A-42%, B-25%)

Estas reacciones adversas se consideran leves a moderadas, y son similares a aquellas que se encuentran en otras vacunas.

En cuanto a reacciones adversas graves, el estudio solo menciona la linfadenopatía, producto de una reacción inmune elevada secundaria a la vacuna, la cual comenta se resolvió en aproximadamente 10 días después de su aparición.

El estudio también menciona que el porcentaje de reacciones adversas graves fue de 0.6% para los que recibieron la dosis real contra 0.5% para los que recibieron placebo. Esto quiere decir que no existe mucha diferencia (0.1% en este estudio) entre quienes recibieron la vacuna y quienes no para desarrollar efectos adversos graves. 

Ahora bien, el mismo estudio, como mencionamos al inicio, reconoce que es un estudio preliminar, que ciertos subgrupos no se han estudiado, y que el estudio continuará por los próximos dos años para descartar efectos adversos a largo plazo. 

Conclusión

Estos laboratorios decidieron incursionar en nuevas tecnologías, tecnologías que si bien existían hasta ahora no se habían probado antes en humanos, nos referimos a las vacunas de ARN Mensajero (Acido Ribonucleico Mensajero, o ARNm).

Los estudios muestran un buen panorama en cuanto a los avances de llegar a una vacuna que pueda ser aplicada en masa, pero, aunque la efectividad de la vacuna es excelente, aún quedan muchas preguntas abiertas sobre su seguridad.

El 8 de diciembre siguiente, Margaret Keenan, una mujer de 90 años se convirtió en la primera persona en el mundo en recibir la vacuna contra el COVID-19 en Reino Unido, primer país en autorizar el uso de la vacuna una semana antes.

Imagen de Arek Socha en Pixabay 

Bibliografía

  1. Vacina Pfizer-BioNTech COVID-19 (tozinameran) https://covid-vaccine.canada.ca/pfizer-biontech-covid-19-vaccine/product-details

Vacuna contra la COVID 19 «CORONAVAC»

Es una de las vacuna contra la COVD-19 desarrollada por la empresa Biofarmaceútica Chinesa SINOVAC, desde mediados de 2020 la vacuna candidata está pasando por Fase III de investigación.

Mecanismo de acción

La vacuna se creó a partir del propio virus, los investigadores de Sinovac Biotech crean un cultivo del virus en el laboratorio, lo dejan inactivo y lo aplican a los pacientes. Por lo tanto, el cuerpo humano estimula la producción de anticuerpos, lo que puede prevenir los síntomas graves del covid-19, que puede causar la muerte, con anticuerpos específicos para la infección, el cuerpo puede combatir el coronavirus de manera más eficiente, para no causar daños importantes a la salud.

Fases de estúdio del Coronavac

Normalmente el proceso sistematizado de investigación de vacunas suele demandar alrededor de 10 años entre las etapas preclínicas y clínicas, pero debido a esta emergencia epidemiológica es que los procesos se están acelerando al máximo.

Fase I-II del Coronavac

En un ensayo clínico de fase II completado en julio de 2020 y publicado en The Lancet, CoronaVac mostró seroconversión de anticuerpos neutralizantes en 109 (92%) de 118 participantes en el grupo de 3 μg, 117 (98%) de 119 en el grupo de 6 μg, después de programar los días 0 y 14; mientras que el día 28 después del programa de los días 0 y 28, se observó seroconversión en 114 (97%) de 117 en el grupo de 3 μg, 118 (100%) de 118 en el grupo de 6 μg.

CoronaVac no necesita congelarse, se puede refrigerar a 2-8 ° C (36-46 ° F), temperaturas a las que se mantienen las vacunas contra la influenza.  El Coronavac puede permanecer estable hasta tres años en almacenamiento, lo que puede ofrecer alguna ventaja en la distribución de la vacuna a regiones donde no se desarrollan cadenas de frío.

Fase III del Coronavac

Las vacunas candidatas que tienen éxito en la fase II avanzan a ensayos más grandes, que involucran de miles a decenas de miles de personas, una meta de la fase III es evaluar la seguridad de la vacuna en un grupo grande de personas

En América Latina, a fines de julio de 2020, Sinovac comenzó a realizar un ensayo de vacuna de fase III para evaluar la efectividad y seguridad de 9,000 profesionales de la salud voluntarios en seis estados de Brasil, en colaboración con el Instituto Butantan. El 19 de octubre, el gobernador de São Paulo João Doria dijo que los primeros resultados del estudio clínico realizado en Brasil demuestran que entre las vacunas que se están probando en el país, CoronaVac es la más segura, la que tiene mejores y citas más prometedoras.

También a principios de agosto, se inició un ensayo de fase III en Chile, dirigido por la Pontificia Universidad Católica de Chile, que se esperaba que incluyera a 3.000 voluntarios de entre 18 y 65 años.

Reacciones Adversas

Estudios de Fase II demostraron que los efectos secundarios después de tomar CoronaVac incluyen fatiga, fiebre y dolor, con síntomas mayormente leves, según los resultados de un ensayo de etapa media patrocinado por Sinovac.

El ensayo clínico de una vacuna china contra la covid-19 fue suspendido en Brasil después de que las autoridades sanitarias informaran de un incidente adverso «grave», el regulador sanitario brasileño, Anvisa, informó que el incidente tuvo lugar el 29 de octubre, pero no se dio más detalles, en noviembre volvieron a retomar el ensayo clínico.

Ensayos en la última etapa para la vacuna de Sinovac también se están llevando a cabo en Indonesia y Turquía, pero ninguno de estos países ha anunciado una suspensión de los mismos.

Ninguna vacuna ha pasado las pruebas finales a gran escala para demostrar que es lo suficientemente eficaz y segura para proteger contra un virus.

Conclusiones

En América Latina, una de las regiones más golpeadas por la pandemia, diferentes gobiernos ya han hecho sus planes y adquisiciones con diferentes proveedores, entre ellos la china Sinovac.

Aunque en algunos países de la región ya se anunciaron planes y fechas para comenzar a vacunar en las próximas semanas, la Organización Panamericana de la Salud advirtió que pasarán meses antes de que las vacunas recién desarrolladas estén disponibles en cantidades suficientes para inmunizar a la población.

Foto de cottonbro no Pexels

Bibliografía

  1. BBC News, https://www.bbc.com/portuguese/internacional-55258764
  2. Estudo de segurança e imunogenicidade da vacina inativada para profilaxia da infecção por SARS CoV-2 (COVID-19) https://clinicaltrials.gov/ct2/show/NCT04352608?term=NCT04352608&draw=2&rank=1
  3. BBC News,Vacuna contra el coronavirus: Brasil interrumpe las pruebas de la vacuna china de Sinovac por un incidente adverso «grave», https://www.bbc.com/mundo/noticias-54886095

¿Por qué algunas personas crean Anticuerpos contra la COVID 19 y otras no?

La inmunidad no es necesariamente sinónimo de anticuerpos, se trata de un principio básico de inmunología, que se está haciendo énfasis especialmente desde que estalló la pandemia de la COVID 19 y comenzaron a multiplicarse las informaciones sobre cómo responde el organismo humano a los ataques del nuevo virus.

Los pacientes asintomáticos o sintomáticos pueden superar la enfermedad de dos formas que no son exclusivas una de la otra más al contrario son complementarias:

  • Con la formación de “Anticuerpos”, que son proteínas que ayudan a combatir al SARS-CoV-2 y pueden proteger a una persona para que no vuelva a tener la enfermedad creándole aparentemente inmunidad.
  • Con las “Células T Citotóxicas” que son células inmunes del organismo, cuyo principal propósito es identificar y matar las celulas infectadas con el SARS-CoV-2.

Existen estudios que indican que aproximadamente el doble de personas ha desarrollado inmunidad de células T, en comparación con aquellos en los que podemos detectar anticuerpos, así que si tu no generaste anticuerpos puede ser que tus niveles sean muy bajos para ser detectados y que haya actuado las células T de tu sistema inmune en tu recuperación, para que se entienda mejor explicare brevemente algunos principios inmunológicos.

Principios del sistema inmunológico

Antes de adentrarnos en la respuesta de nuestro sistema inmunológico al SARS-CoV-2 debemos recordar a grandes rasgos, los tipos de inmunidad que tenemos:

  1. La inmunidad innata, que es con la que todos los seres humanos nacen, tiene un carácter inespecífico y supone la primera línea de defensa frente a los agentes infecciosos, se caracteriza por que está presente de por vida, no es específica, carece de memoria y no cambia de intensidad con la exposición. Es útil frente a microorganísmos piogénicos, hongos y parásitos multicelulares e incluye tres componentes:
    • Fisicoquímico: piel, mucosas, secreciones y cilios, que efectúan un lavado y una limpieza continua
    • Humoral: complemento, lectina de unión al manano y opsoninas adicionales como la proteina C reactiva y las enzimas proteolíticas
    • Celulares: neutrófilos, eosinófilos, mastocitos y linfocitos natural killer.
  2. La inmunidad adaptativa, es más selectiva frente a los patógenos, ya que tiene una memoria destinada a prevenir futuras infecciones, se divide a su vez en dos: 
    • Inmunidad humoral, basada en anticuerpos.
    • Inmunidad celular, basada en células T citotóxicas

Anticuerpos contra el SARS-CoV-2

Los linfocitos T se generan a partir de precursores en la médula ósea, en la sangre y los ganglios linfáticos hay dos subgrupos principales de linfocitos T definidos por la expresión de dos moléculas accesorias (CD4 y CD8).

Alrededor de dos tercios de los linfocitos T expresan la glucoproteina de superficie CD4 y a estos se les denominan células colaboradoras  por favorecer la respuesta inmunitaria como la producción de anticuerpos por parte de los linfocitos B, el tercio restante expresa CD8 y en general se asocian con la destrucción de las células infectadas por virus y se denominan T citotóxicos.

Los Linfocitos T CD4 produce estos anticuerpos que son proteínas esenciales para combatir y eliminar el virus, los principales anticuerpos generados para el SARS-CoV-2 son Inmunoglobulina M (IgM), Inmunoglobulina G (IgG) generados como parte de la respuesta inmune del individuo contra el virus, cuando se detectan informan sobre el contacto previo o en curso.

La detección de los mismos se lo realiza por medio de una muestra de Sangre para detectar IgM y IgG que son detectables alrededor del día 7 desde el inicio de los síntomas, el resultado positivo entre los días 7 y 14 indica un contacto previo y que el organismo tiene anticuerpos contra el virus.

Si los resultados de los análisis muestran que tienes anticuerpos, quizás signifique que tienes algo de inmunidad, pero no hay suficiente evidencia que indique que tener anticuerpos te protegerá contra una reinfección con la COVID-19, todavía no se sabe cuál es el nivel de inmunidad ni cuánto dura esta.

Las células T Citotóxicas

Como ya mencionamos del total de linfocitos T un tercio se expresa con la molecula CD8 y en general se asocian con la destrucción de las células infectadas por virus, a estos se los denomina células T citotóxicas.

Cada célula T es altamente específica, hay billones de variaciones posibles de estas proteínas de superficie, y cada una puede reconocer un objetivo diferente.

Debido a que las células T pueden mantenerse en la sangre durante años después de una infección, también contribuyen a la «memoria de largo plazo» del sistema inmune y le permiten organizar una respuesta más rápida y más efectiva cuando este queda expuesto a un viejo enemigo.

Varios estudios han mostrado que la gente contagiada con covid-19 tiende a tener células T que pueden atacar el virus, sin importar si la persona ha experimentado síntomas.

Los estudios descubrieron que algunas personas pueden resultar negativas de anticuerpos contra la covid-19 y positivas de células T capaces de identificar el virus.

Esto ha llevado a sospechas de que ciertos niveles de inmunidad contra la enfermedad podría ser dos veces más comunes de lo que previamente se pensó.

Respuesta del sistema inmune al SARS-CoV-2

Durante una respuesta inmune normal la primera línea de defensa es el sistema inmune innato, que involucra los glóbulos blancos y las señales químicas que lanzan las alarmas, esto inicia la producción de anticuerpos, la cual se lleva a cabo unas semanas después.

De forma paralela, unos cuatro o cinco días después de la infección, comienzas a ver que las células T que se activan, reconociendo a las células infectadas con el virus y eliminadas rápida y brutalmente, antes de que el virus tenga la oportunidad de convertirlas en fábricas para producir más copias de sí mismo.

La inmunidad celular no funciona como lo hace la humoral, los anticuerpos neutralizan directamente al virus, mientras que el objetivo principal de los linfocitos T es destruir las células infectadas, que actúan como fábricas para los virus.

No impiden la entrada del patógeno en las células, sino que evitan que el virus se disemine por el organismo humano inutilizando el lugar donde se replican.

Conclusiones

En la inmunidad al SARS-CoV-2, cuando se produce una infección hay unas células que son las que toman las decisiones en función de la infección: los linfocitos T cooperadores, estas células pueden poner en marcha una respuesta de anticuerpos, una respuesta de células T citotóxicas o una respuesta mixta.

Existen estudios que indican que aproximadamente el doble de personas ha desarrollado inmunidad de células T, en comparación con aquellos en los que podemos detectar anticuerpos, sin embargo lo más correcto es afirmar que ambos sistemas contribuyen a eliminar el virus y su mecanismo es complementario y que normalmente, casi todas las respuestas van a ser mixtas, aunque unas personas van a producir más anticuerpos y otras más células citotóxicas.

No se ha determinado aún la cinética de la respuesta de los anticuerpos, su longevidad y ni su capacidad para proteger contra infecciones repetidas, algunas personas pueden no desarrollar anticuerpos detectables después de la infección o bien disminuir con el tiempo a niveles indetectables.

Bibliografía